El hombre que se ha atrincherado entre las 12.30 y 17.00 horas de este lunes, 14 de mayo, en los juzgados del municipio zaragozano de La Almunia de Doña Godina es un agente de la Policía Nacional destinado en Tudela (Navarra) que se encontraba de baja laboral.

Así lo ha explicado el delegado del Gobierno de España en Aragón, Gustavo Alcalde, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de asistir a un acto del PP Aragón.

Según ha explicado, este hombre “debía tener algún problema de tipo personal”, aunque ha dicho no conocer cuál, que “le ha llevado a una situación desesperada de anunciar que iba a hacerse daño a sí mismo”.

Se trata de J.J.P.G., de 58 años y agente de la Policía Nacional en activo, destinado en Tudela (Navarra), que se ha entregado sobre las 16.45 horas tras cerca de cinco horas de encierro en la segunda planta del inmueble.

Según ha relatado el delegado del Gobierno, “ha entrado a media mañana en los juzgados, donde ha explicado que iba a poner una denuncia, pero, a continuación, ha dicho que pretendía suicidarse”.

Ha aclarado que este hombre en ningún momento tenía intención de hacer daño a terceras personas, aunque “se han puesto en marcha los protocolos” previstos en estos casos, si bien finalmente “no hay que lamentar ningún daño personal, tampoco para el mismo”. Este agente portaba un arma de fuego y una navaja, armas que le han sido incautadas.

El delegado del Gobierno ha comentado que este hombre, tras unas horas de diálogo con el negociador de la Guardia Civil, ha declinado su actitud y se ha entregado. Ha sido trasladado a un centro de atención terapéutica, donde permanecerá ingresado.

La Guardia Civil instruirá diligencias por desórdenes públicos que serán remitidas al juzgado de La Almunia de Doña Godina.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.