La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha puesto en marcha dos invernaderos de bioseguridad en la finca experimental de Sa Granja con el fin de estudiar la patogenicidad de la Xylella fastidiosa en los cultivos de 17 variedades de almendro, 19 de viña y 29 de olivo, así como en las especies forestales del pino carrasco, la sabina, la encina y la aladierna de hoja ancha.

De este modo, se pretende identificar las variedades más resistentes a la bacteria para potenciar la plantación, según ha explicado el Govern en un comunicado.

Además, en estos invernaderos también se analizan los insectos vectores y su capacidad de transmisión. También se pueden ver las primeras pruebas de inoculaciones en almendros que se llevaron a cabo a final del año 2017.

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha destacado durante su visita a las instalaciones que, después de la detección del primer caso positivo, se puso en marcha “toda la maquinaria de la Conselleria” y que se ha conseguido “uno de los éxitos mayores de esta legislatura, como es su contención”.

Vidal ha explicado que “para poder convivir con la Xylella se tienen que conocer cuáles son las variedades que presentan mayor resistencia”. Además ha añadido que “con estos conocimientos se sabrá qué variedades se pueden replantar y cuáles ofrecerán resistencia”.

En esta línea, ha insistido en la necesidad de “desarrollar las estrategias para que el sector no se vea perjudicado en el futuro”. Así, el conseller ha destacado que desde la Conselleria se ha trabajado en la “participación, la investigación, la experimentación y apoyo al sector”.

Por su parte, el patólogo vegetal Eduardo Moralejo, encargado de las inoculaciones, estas pruebas de patogenicidad que se llevan a cabo en el invernadero consisten en aislar la bacteria, hacer un cultivo para preparar el inóculo en un medio adecuado y después realizar una inoculación mecánica a las diferentes variedades, siendo un total unas 780 entre plantas y árboles.

Desde el Govern han remarcado que, actualmente, hay 692 positivos de Xylella fastidiosa confirmados en plantas y árboles de las Islas. Del total de positivos confirmados, 415 corresponden a Mallorca, 162 en Ibiza y 115 en Menorca. En Formentera no se ha detectado todavía ningún vegetal afectado.

Finalmente, también hay otras medidas de prevención como el control oficial del estado fitosanitario de las plantas de vivero y la limpieza de bosques, proyecto que está subvencionado por el fondo del impuesto de turismo sostenible.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.