El Ministerio Fiscal ha mantenido la petición de pena de cárcel de 12 años para un hombre que violó a una niña de 14 años en casa de esta en julio de 2016, después de haberle dado un masaje.

En el juicio que ha tenido lugar en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma, el acusado ha manifestado que los hechos fueron consentidos. “No hubo forcejeo”, ha aseverado.

Por su lado, la víctima ha dicho que mientras le daba el masaje, cosa consentida por la menor, este trató de desabrocharle el sujetador. La menor se negó y, tras esto, el acusado se quitó la camiseta, se puso encima de ella y se frotó contra su cuerpo.

Según su relato, a pesar de que ella le dijo que no quería tener relaciones, el procesado le soltó el sujetador y la cogió en brazos mientras le decía que no había ido a la casa para no hacer nada.

Así, el hombre, que tenía 24 años en el momento de los hechos, la llevó a su habitación, le quitó los pantalones y las bragas, mientras ella se resistía, y la acabó penetrando vaginalmente sin preservativo. Eyaculó dentro de ella y en la sábana de la cama, mantiene la Fiscalía.

La menor ha relatado cómo tras los hechos le pidió que se fuera de casa porque su madre iba a llegar ya. Posteriormente, le solicitó que comprara la pastilla del día después y este le dijo que “era el momento de tener una familia” y se negó a comprársela.

Sobre por qué tardó varios días en presentar la denuncia, la víctima ha explicado que su familia no le dejaba traer gente a casa y que le daba vergüenza pero que finalmente la convencieron a poner una denuncia a pesar de que ella quería olvidarse del asunto.

Esta versión ha sido respaldada por su madre y sus amigos, que también han declarado en el juicio.

Asimismo, las técnicas que han llevado el caso han explicado que la historia de la víctima contaba con “verosimilitud”, era “coherente” y cumplía “los criterios”. “Ella se culpa porque no tenía que haber invitado a nadie –tal como tenía ordenado por su madre– y por quedarse quieta y no haberse defendido”, ha manifestado una de ellas.

De esta manera, el fiscal sostiene su petición de 12 años de prisión, tanto si el tribunal considera los hechos constitutivos de agresión sexual o de abusos y considera que el hombre sabía que era una menor ya que tenía conocimiento de que estaba cursando la ESO.

La acusación particular se ha adherido a esta petición y ha dicho que el acusado y la víctima “apenas se conocían” ya que se habían conocido días antes en una discoteca.

Asimismo, ha explicado que el encuentro en casa de ella “no era una cita” ya que en un principio tenían que quedar la víctima, una amiga de ella –que canceló el mismo día su asistencia– y el presunto agresor.

En contra, el abogado defensor ha pedido la absolución de su cliente. No sabía que era menor de 14 años ya que se conocieron en un local al que para acceder se tiene que ser mayor de 16 años y le contó que ya había tenido relaciones sexuales, ha explicado.

En su último turno de palabra, el acusado se ha mostrado perplejo y ha dicho que “todo fue consentido” y que “no hubo forcejo”. “Me sorprende todo esto; es su palabra contra la mía y se contradice en casi todo”, ha expresado para después decir que “a lo mejor” la han “obligado a denunciar”.

Tras esto, la presidenta del tribunal ha señalado el juicio como visto para sentencia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.