Un lector se ha puesto en contacto con Crónica Balear para denunciar que, desde hace unas semanas, los vagones de pasajeros de tren están “llenos de ciclistas”.

“A las 8:00 horas”, explica el lector, “los usuarios vamos de pie y cuando tiene que entrar un carrito de bebé o una silla de ruedas, hay que jugar al tetris para hacer sitio. Si ya tenemos problemas de espacio y coordinación con SFM, ahora se añade el tema de los ciclistas y sus bicicletas”.

Otro problema añadido, señala el lector, es que no hay anclajes suficientes “para tantas bicicletas” lo que podría suponer un problema de seguridad.

De hecho, el lector afirma que se ha puesto en contacto con TIB para denunciar el tema de los anclajes, a lo que le han contestado que “no hay una ley que prohiba la entrada de bicis en los vagones”.

Es decir, que el tren “puede ir petado de bicis de carretera sin ir atadas y sin delimitar su número”, concluye.

Una situación más que, difícilmente, puede ayudar a atraer usuarios al transporte público, como pretende el Govern.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.