El Consell de Formentera ha retirado una embarcación en S’Estany des Peix tras localizar al propietario, quien deberá abonar los costes de la retirada. La embarcación estaba varada tras los temporales del invierno y no contaba con los útiles de navegación.

La institución ha recordado en un comunicado que si los barcos pueden provocar un riesgo de contaminación o para la navegación, el Consell puede ordenar su retirada inmediata notificándolo a las autoridades competentes, como Demarcación de Costas o el Parque Natural de Ses Salines.

Además, si el barco lleva más de un mes en el mismo sitio y está abandonado y ocupando un espacio de dominio público puede considerarse un residuo, por lo que el Consell es el órgano competente para retirarlo y tramitar la sanción.

Según han añadido, desde la institución insular, Costas y el Govern se trabaja para regular los fondeos en S’Estany des Peix, vigilando para que las barcas abandonadas se retiren cuanto antes. También han recordado que en la ordenanza de playas se establece que toda ocupación de dominio público debe tener autorización de Costas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.