El ayudante de camarero que ha sido juzgado este miércoles en la Sección Primera de la Audiencia Provincial por un delito de agresión sexual en El Arenal en 2015 ha admitido que tuvo relaciones sexuales con la cliente pero ha matizado que estas fueron consentidas.

Por su lado, el Ministerio Fiscal ha mantenido la petición de pena de nueve años de cárcel y seis años adicionales de libertad vigilada; la defensa ha pedido la absolución de su representado y el presidente del tribunal ha declarado el juicio visto para sentencia.

Según el relato que mantiene la Fiscalía, el acusado se acercó a una cliente invitándola a salir a la parte trasera del local con la excusa de fumar. Una vez fuera, le tocó los genitales y diversas partes del cuerpo, momento en el que la mujer intentó escapar por unas escaleras, pero el hombre la agarró con fuerza de los brazos y las muñecas y la penetró vaginalmente, llegando a eyacular en su interior.

En su declaración, el acusado ha dicho que fue la mujer quien se bajó los pantalones a sí misma y que no eyaculó en su interior. Esta última declaración difiere a la que dijo durante la fase de instrucción. Según ha explicado, todo lo que dijo entonces fue porque no quería que su jefe, por quien tenía “mucho respeto”, le echase del trabajo y que, además, necesitaba el dinero para enviárselo a su familia que vive en Senegal.

Así, ha dicho que la mujer se había pasado varios días por el bar y que había flirteado con él. Además, ha reconocido también que, posteriormente, vio a la víctima “llorar” porque sus amigas le estaban increpando por lo que había hecho ya que tenía una relación amorosa en Reino Unido.

Por otro lado, la víctima no ha comparecido ante el tribunal debido a que reside en Reino Unido. A pesar de esto, había solicitado, tal como ha explicado el abogado defensor, comparecer por videoconferencia pero, finalmente, no ha declarado.

En este sentido, el abogado defensor ha dicho que al no poder contar con el testimonio de la mujer “quedan abiertas múltiples alternativas” y “dudas sobre qué ocurrió”. “Su incomparecencia afecta a su credibilidad”, ha remarcado. Cabe resaltar que se ha incluido la declaración que la víctima hizo ante la Policía, tras los hechos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.