La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma ha condenado este jueves a dos años de cárcel y cinco de libertad vigilada a un hombre alcohólico de 70 años por una agresión sexual a una niña de 11 años que tuvo lugar en abril de 2014 en Manacor.

Las partes han llegado a un acuerdo, después de que el acusado haya reconocido los hechos y haya aceptado indemnizar a los familiares de la víctima con un total de 2.000 euros a pagar en el transcurso de un año.

Además, durante ocho años no podrá comunicarse con la víctima ni acercarse a más de 500 metros de distancia.

Según han acordado la defensa del acusado y el Ministerio Fiscal, la pena de cárcel ha quedado suspendida a cambio del pago de la indemnización, de que siga un programa para dejar el consumo de alcohol y de que no cumpla delitos durante el plazo de tres años.

Aunque el Ministerio Fiscal pedía inicialmente una pena de siete años de cárcel, esta ha sido rebajada a dos años porque se ha tenido en cuenta que sufra una “alteración grave” que le supone un “trastorno psíquico” provocado por su alcoholismo.

Según el relato de la Fiscalía, el hombre se acercó a la menor, la agarró fuertemente por un brazo y la introdujo en su domicilio.

Una vez en la vivienda, besó a la chica en la cara en repetidas ocasiones y mientras la tenía agarrada por el cuello, introdujo la otra mano en su zona púbica por debajo de la ropa, en contra de su voluntad. En ese momento la menor logró zafarse de su agresor y se marchó.

El acusado acreditó que en el momento de los hechos se encontraba aquejado de un trastorno por dependencia de alcohol.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.