Dos adolescentes han sido víctimas de violaciones en grupo en los últimos cuatro días en India, un país que no ha conseguido frenar estas agresiones sexuales a pesar de las medidas puestas en marcha por el Gobierno del primer ministro, Narendra Modi, para castigar con mayores penas de cárcel estos delitos.

Según ha informado el agente de Policía Nazneed Bhasin, una de las víctimas era una joven de 16 años que se suicidó este lunes después de ser violada por ocho hombres la víspera en el estado de Haryana, en el norte del país.

Los medios han informado de que la joven de 16 años fue secuestrada en su casa y agredida por varios hombres de su localidad. Las autoridades han registrado el suceso como un caso de violación, secuestro e incitación al suicidio aunque no hayan podido detener hasta el momento a los autores.

La otra víctima ha sido una joven de 19 años que fue violada este martes por cinco hombres, incluyendo al conductor del ‘rickshow’ que alquiló en ese mismo estado. El conductor hizo creer a la mujer que había perdido su autobús y se ofreció a acercarla a otra parada, según ha informado un portavoz de la Policía, Ravindra Kumar, citando la denuncia.

El conductor la llevó a un área desierta cercana a la ciudad de Gurgaon y fue agredida por el conductor y otros cuatro cómplices que estaban esperando allí, según ha explicado Kumar. “Hemos recibido la denuncia de una violación grupal después de que un examen médico confirmara lo sucedido”, ha afirmado Kumar. “Estamos investigando el caso”, ha añadido.

Gurgaon, al suroeste de Nueva Delhi, es una ciudad satélite que está registrando un crecimiento rápido, un centro industrial, financiero y tecnológico donde muchas compañías internacionales quieren establecer oficinas.

Estos incidentes han tenido lugar menos de un mes después de que el Gobierno del primer ministro, Narendra Modi, aprobara la pena de muerte para violadores de niñas menores de doce años y aumentara las penas de cárcel por agredir a adolescentes.

Los casos registrados de violencia sexual han aumentado a pesar de la indignación nacional que siguió a una violación en grupo de una estudiante en un autobús en Nueva Delhi en 2012. Por aquel entonces, el Gobierno prometió acelerar los juicios por agresión sexual, introducir penas más duras, incluyendo la pena de muerte en los casos más extremos e introducir una ley contra el acoso.

Sin embargo, las estadísticas han mostrado que, desde 2012, los casos de violaciones han aumentado en un 60 por ciento hasta casi los 40.000 casos en 2016. Las agresiones a menores llegaron al 40 por ciento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.