La Guardia Civil ha detenido a un integrante de una ONG de Vícar (Almería) identificado como V.G.H.M., de 63 años, como presunto autor de un delito contra la libertad e indemnidad sexual y un delito de apropiación indebida después de que supuestamente obtuviera sexo de seis personas en riesgo de exclusión social a las que a cambio premiaba con comida del programa de ayuda alimentaria.

Según ha indicado la Comandancia en una nota, las víctimas accedían a mantener relaciones sexuales para conseguir alimentos “dada la precariedad económica” en la que se encontraban, si bien han sido en total unas 30 las personas afectadas por supuestos comportamientos irregulares, como cobrar dinero en efectivo a algunas de las víctimas a cambio de ingresar en el programa de ayuda de alimentos.

En el marco de la operación ‘Asuero’, la Guardia Civil ha investigado además al responsable de la ONG y a la mujer del detenido, quienes habrían participado de un presunto delito de apropiación indebida, según las pesquisas iniciadas el pasado mes de enero tras la denuncia de una víctima que alertaba de que uno de los miembros de la entidad le había ofrecido comida “a cambio de mantener relaciones sexuales”.

Tanto la denunciante como otras víctimas carecen de trabajo o disponen de él con carácter eventual y en condiciones de precariedad. Asimismo, tienen hijos a su cargo, puesto que en muchas ocasiones pertenencen a familias monoparentales, en situación ilegal, que subsisten en gran medida gracias a las ayudas y acciones humanitarias, ya sean de carácter gubernamental o benéfico, que suelen estar canalizadas por iglesias o asociaciones.

DESCONTROL EN LA ASOCIACIÓN

Los agentes observaron que el responsable de la ONG “omitía todas sus obligaciones” en el funcionamiento de la asociación, desde controlar las inscripciones de personas necesitadas así como la recogida, almacenamiento y entrega de los alimentos; unas funciones que delegaba en el detenido.

Esta persona, según han agregado, almacenaba los alimentos en su propio garaje, “el cual no es el lugar designado por la ONG para el almacenamiento ni cuenta con unas condiciones mínimas de salubridad para ello”, a la vez que supuestamente se apropiaba de gran cantidad de los alimentos para sí mismo.

De la misma forma los agentes verificaron que esta persona actuaba con “total libertad con la dotación de la comida” con lo que incluso la entregaba a personas que no estaban dentro del Programa de Ayuda Alimentaria mientras que a las que sí formaban parte del programa “no les entregaba la cantidad de alimentos correspondientes”.

Según la investigación policial, el detenido supuestamente habría cobrado dinero en efectivo a algunas de las víctimas a cambio de ingresar en el programa de ayuda de alimentos, que es gratuito, así como por otros conceptos como el transporte de los alimentos, además de los beneficios sexuales. Las diligencias instruidas, junto con el detenido, serán entregadas en esta semana al Juzgado de Instrucción de Almería.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.