Imagen de archivo

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un hombre de 30 años por el robo en el interior de una vivienda en Palma de la que tuvo que salir huyendo al ser mordido por uno de los perros de la propietaria.

Los hechos ocurrieron durante la mañana del pasado 30 de abril, cuando el autor, tras esperar a que la propietaria se marchará a trabajar, fracturó la puerta de acceso y entró en el domicilio, sustrayendo tres teléfonos que encontró en la vivienda antes de ser sorprendido por los dos perros de la propietaria.

El caco tuvo que salir huyendo tras ser mordido en una de las manos por uno de los dos canes. Cuando la víctima del robo regresó a su domicilio,  se encontró que la puerta de entrada había sido forzada y que uno de sus perros tenía restos de sangre en el hocico, echando a faltar tres teléfonos móviles que se encontraban en el interior de su vivienda.

Sospechas de un conocido de la víctima

La víctima comenzó a sospechar que el autor pudiera ser un hombre que normalmente pernoctaba en la calle y que ella conocía desde hacía varios años pues supo, por familiares y vecinos de la zona, que el individuo había estado haciendo preguntas sobre ella.

Además, varias personas le indicaron que que el día después de los hechos denunciados, el tipo presentaba un pequeño desgarro en la mano y que había explicado, a quien le preguntó al respecto, que se lo había “provocada por un perro al que quiso auxiliar tras sufrir un accidente en la carretera”.

Las investigaciones policiales culminaron identificando a dicha persona como quien perpetró el robo por lo que fue detenido, pasando a disposición judicial este pasado lunes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.