Una mujer, de 53 años y nacionalidad alemana, fue detenida el pasado día 2 tras detenerse con su vehículo en una gasolinera completamente ebria y comprarse una botella de whisky con idea de continuar conduciendo.

Los hechos ocurrieron en una gasolinera de la carretera de Manacor. La mujer detuvo su vehículo y, con claros síntomas de hallarse ebria, se dirigió al interior de las instalaciones donde adquirió una botella de whisky.

Sin embargo, cuando se dirigió a su automóvil con idea de abandonar la gasolinera, fue interceptada por una persona que le impidió subir al mismo y que llamó a la Policía Local.

Cuando los agentes llegaron al lugar, pudieron comprobar que la mujer quintuplicaba la tasa de alcoholemia y que, además, tenía el carné de conducir retirado por orden judicial por lo que fue detenida por ambos motivos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.