El Ayuntamiento de Palma ha sostenido que las medidas cautelares decretadas por el área de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna permiten mantener el 80 por ciento de la actividad del edificio principal de MegaSport.

Según ha informado el Consistorio palmesano en un comunicado este viernes, la parte afectada, el 20 por ciento del edificio, tiene unos 10.000 metros de superficie.

Desde Modelo de Ciudad han asegurado que se ha trasladado a los propietarios que restituyan la legalidad urbanística infringida y soliciten las licencias de actividades que corresponden a los nuevos usos.

En octubre de 2017 celadores municipales visitaron el centro deportivo. Posteriormente, técnicos de actividades emitieron su informe en noviembre del año pasado y en diciembre se abrió un periodo de audiencia pública para que los propietarios presentaran alegaciones.

El 19 de abril de 2018 se dictó el decreto que resolvía las alegaciones y solicitaba una serie de medidas cautelares que implicaban la paralización de la actividad en un 20 por ciento del edificio principal.

Durante el periodo de alegaciones la empresa adecuó la primera planta del edificio principal, una de las áreas que se marcaba como una zona donde se habían realizado actuaciones no contempladas a la licencia concedida.

En dicha planta se encuentra la maquinaria del gimnasio y las salas de musculación, que han quedado al margen de la paralización parcial después de que la empresa las adecuara.

No obstante, la actividad del segundo edificio del MegaSport se ha paralizado por completo después de comprobar que por licencia tenía que albergar una zona de oficinas y, a la realidad, acogía una extensión del centro deportivo.

En este caso, han explicado desde Cort, es necesario que se restituya la legalidad y que se presente un proyecto que cumpla con la normativa, además de solicitar un cambio de uso de la actividad permitida.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.