La portavoz del Ayuntamiento de Palma, Susanna Moll, ha señalado este miércoles, con motivo de la presunta agresión a un niño en una guardería del municipio, que “no es el primer caso” y que “hace tiempo” que estos centros “necesitan una regulación” por lo que no pueden “seguir tapándose los ojos”.

En la rueda de prensa tras la junta de gobierno de Cort, Moll ha dicho que, por la parte que les toca, están trabajando en una campaña de inspección que en “breve” se pondrá en marcha para “comprobar” que este tipo de espacios dispongan de las licencias pertinentes, que cumplan con las medidas de seguridad oportunas y que, asimismo, estén rotuladas correctamente ya que no pueden anunciarse como ‘escoletes’.

Además, ha dicho que el Ayuntamiento, y también la Felib, está en todos los foros de debate, como el que está desarrollando el Plan 0-3 que está impulsado por el Govern, junto a la colaboración del sector.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.