Cañas por España, una iniciativa de jóvenes apoyados por Vox, han colocado a primera hora de la mañana una pancarta en el chalé que se ha comprado el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su portavoz en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, en Galapagar, donde se puede leer ‘Welcome Refugees & Ocupas’.

La pancarta, haciendo un guiño a la que cuelga de algunas fachadas de edificios municipales en Madrid, como el propio Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de la capital, gobernado por Ahora Madrid, ha estado colgada durante unas horas y después la han retirado para colgarla en una rotonda cercana.

El grupo de jóvenes ha explicado en las redes sociales que han querido “ayudar” tanto a Iglesias como a Montero “en la decoración” de su “nuevo casoplón”, una compra que ha traído polémica por su coste y que ha obligado a ambos a poner su cargo a disposición de las bases, que podrán decidir en una consulta si la pareja deben abandonar la primera línea.

“Hemos pensado que una réplica del cartel que obligasteis a colocar en el Ayuntamiento de Madrid os puede gustar”, añaden desde Cañas por España, que han dejado su sello en la pancarta –una imagen de dos cervezas con un borde de los colores de la bandera de España–.

Esta acción ha sido muy comentada en las redes sociales. La que será nueva portavoz del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha rechazado lo sucedido. “No se puede señalar la casa de nadie por muy en desacuerdo que se esté”, ha indicado.

“Aunque ellos mismos lo hayan hecho tantas veces antes, con jueces, políticos, militares, guardias civiles, policías, periodistas, profesores, empresarios…el fin no justifica los medios”, ha añadido Díaz Ayuso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.