THINKSTOCK

Un total de cinco sillitas de coche para niños de un total de 29 sillas que existen en el mercado no superan el test de seguridad, según el informe de evaluación de los Sistemas de Retención Infantiles (SRI) realizado por RACE en el laboratorio del ADAC en Landsberg. Dos de estas sillas no pasan el test de seguridad frontal, otras dos contienen sustancias tóxicas y una quinta tiene problemas de seguridad y manejo.

Del total analizado, 21 modelos obtienen la recomendación satisfactoria, y otros tres la de aceptable. Dos de los tres modelos restantes no han superado las pruebas, obteniendo una nota muy insatisfactoria debido a la detección de sustancias tóxicas en sus materiales, mientras que uno más no llega al aceptable por problemas de seguridad y manejo.

Las dos sillas que no han superado el test de impacto frontal son la Giordani Evolution Isofix y la Concord Ultimax i-Size. En la primera de ellas se registraron altas cargas y el cinturón ventral se subió hasta la zona abdominal del maniquí, por lo que el riesgo de lesión es alto. Por su parte, en la segunda de ellas, el armazón se rompió y la silla dejó de ofrecer suficiente protección al estar rota la estructura.

Otras dos sillas que han obtenido la calificación de ‘muy insatisfactoria’ son la Avionaut Ultralite + IQ base y la Jané Gravity, ambas debido a la detección en el test de sustancias tóxicas en sus materiales. Por su parte, la Chicco Cosmos tampoco supera el test, pero se queda en ‘Insatisfactoria’ por problemas de seguridad y manejo.

En este análisis se han estudiado 29 sillas de coche infantiles diferentes de todos los tamaños, incluyendo la primera con airbags integrados (la Bébé Confort Axissfix Air y la Maxi-Cosi Axissfix Air, de igual estructura) y el primer elevador homologado según el Reglamento 129 de la CEPE (i-Size) (el Besafe iZi Flex Fix).

De las 29 sillas testadas, 21 modelos han obtenido el resultado final de “satisfactorio”, y otros tres modelos la de “aceptable”. Todas han sido adquiridas en tiendas, están homologadas, y superan los
requisitos legales, en algunos casos de manera significativa. Además, para su diseño se han tenido en cuenta los requisitos del análisis de las asociaciones de consumidores.

RECOMENDACIONES

Según RACE, antes de comprar un asiento de niño, los padres deben informarse sobre las opciones existentes y su valoración porque no todos los asientos para niños se adaptan igual de bien a todos los coches, además de que las preferencias personales de padres y niños son diferentes. Por ello, RACE aconseja ir a la tienda con el vehículo propio y con el niño para probar los modelos disponibles antes de la compra.

El asiento para niños debe poder instalarse de forma estable y ajustada en el vehículo, especialmente en los más antiguos y para garantizar una retención óptima, hay que prestar atención a que los cinturones estén lo más tensos posibles y sin arrugas.

Igualmente, se debe tener especial cuidado con los portabebés y debe comprobarse si la longitud del cinturón del vehículo es suficiente como para abrochar con seguridad el asiento. Si el recorrido del cinturón es demasiado corto para un portabebé, puede ser necesario montar una base en el coche para fijar la sillita portabebés.

Con el elevador con respaldo puede suceder que el cinturón no se recoja automáticamente cuando el niño se inclina hacia delante. Si este es el caso, se debe probar un asiento para niños diferente, en el que la posición de la guía del cinturón de hombro se ajuste mejor a la geometría del cinturón del coche.

Los modelos de asiento para niños con homologación semiuniversal no se puede instalar en todos los coches. Estos productos incluyen una lista de modelos de coche en la que se puede comprobar si éstos son compatibles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.