Foto: Reuters

El Ministerio de Defensa chino ha confirmado la incursión de buques de guerra estadounidenses en aguas que reclama como suyas en el mar de la China Meridional, en una entrada que ha tachado de ataque contra su soberanía.

Hace unas horas, fuentes oficiales estadounidenses informaron de la entrada de dos buques norteamericanos en las islas Paracelso.

Los dos buques han sido identificados como el destructor USS Higgins y el crucero USS Antietam, que se quedaron a solo 12 millas náuticas de distancia del archipiélago donde China está levantando infraestructuras y desplegando personal militar para consolidar su reclama.

Concretamente, los dos buques realizaron “maniobras operativas” cerca de las islas de Tree, Lincoln, Triton y Woody.

El Ministerio ha asegurado que los buques entraron sin permiso y que fueron avisados de su posición por buques y aviones de combate chinos para que abandonaran las aguas.

El Ministerio de Defensa ha concluido el comunicado denunciando la “grave violación de la soberanía china” en esas aguas y la “inquebrantable” voluntad del Ejército chino a la hora de protegerlas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.