Cárnicas Luis, la empresa cárnica del polígono de Son Bugadelles (Santa Ponça) que ha sido investigada por personal de Inspección Sanitaria, ha asegurado este viernes que, tras ser inspeccionados en diciembre, “subsanaron y corrigieron” todas las “desviaciones” que advirtió la Administración sanitaria.

En un comunicado emitido este viernes, aseguran que se han “tergiversado” los hechos y se considera “víctima” debido a otros procedimientos que se están investigando de “forma paralela en el sector de la alimentación”.

Así, aseguran que la empresa “no ha sido clausurada en ningún momento” y, por tanto, consideran “injusto y desproporcionado” las informaciones y afirmaciones que “afectan” a su reputación.

Según han explicado, en diciembre su empresa fue sometida a una inspección rutinaria después de la cual “subsanó y corrigió” todas las desviaciones advertidas por la Administración que “no llevó ninguna actuación” que les impidiera seguir con su actividad al entender que cumplían con “toda la normativa sectorial”.

“De hecho”, aseguran, “se han incrementado de forma notable todos y cada uno de los controles de calidad”, se está trabajando “más si cabe en la trazabilidad de los productos y en conseguir un nivel de excelencia que muchísimas empresas del sector no poseen ni llegan a los mínimos que, por suerte, Cárnicas y Supermercados Luis hace mucho tiempo que cumple con su sobrada garantía”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.