Foto: Reuters

El extenista español Carlos Moyà reconoció que, tras firmar un gran inicio en la temporada de tierra batida pese a los problemas físicos que ha sufrido, le resulta “difícil tener dudas” sobre Rafa Nadal, al que considera “muy peligroso cuando está motivado, en forma y con ganas”.

“Rafa está bien, sí que lo esperaba (que estuviese tan bien en tierra tras su lesión en Australia) porque confío mucho en él, le veo entrenar y veo lo bueno que es”, expresó Moyà, miembro del equipo técnico del manacorí, a Europa Press.

Por ello, el exnúmero uno del mundo ve “difícil tener dudas” con el diez veces campeón de Roland Garros. “Siempre las hay en la competición por cómo jugará, pero está bien, en forma, con ganas y motivado, y cuando eso sucede es un jugador muy peligroso”, subrayó.

Moyà recalcó que Nadal “lo ha pasado mal” por la lesión que sufrió en los cuartos de final del Abierto de Australia. “Sobre todo lo de Acapulco (México) dolió mucho porque era un paso atrás, pero son cosas que le pasan al deportista. La noticia fue mala de digerir, pero una vez que se le pasa ya está pensando qué hacer para estar al mejor nivel”, apuntó.

“El año pasado jugó 18 torneos, es difícil acortar más que eso. Este año, por estas circunstancias, sólo ha podido jugar en Australia y dos más (Montecarlo y Barcelona). Estoy de acuerdo en no alargar la temporada y acortarla depende de tus objetivos, y si quieres ser número uno debes jugar lo que hay que jugar, eso sí, con cabeza”, remarcó el extenista sobre si consideraban jugar menos como ha hecho el suizo Roger Federer, que se ha ‘saltado’ la temporada en tierra.

De cara a su participación en el Mutua Madrid Open, Moyà recordó que en la Caja Mágica “teóricamente pasa todo más rápido y hay menos control de la situación” por las condiciones de la capital. “El año pasado lo gestionó muy bien. Tenemos claro que esto no va a ser Montecarlo y Barcelona, pero estamos hablando de un jugador que se adapta a todo tipo de circunstancias y aquí no va a ser una excepción”, afirmó.

Tras el adiós de Toni Nadal, el campeón de Roland Garros en 1998 está contento de su primer año como cabeza más visible de “un equipo amplio”. “Aquí cada uno tiene su lugar y su opinión, y todas son consideradas de la misma manera. El conocer tanto a Rafa también lo hace todo mucho más cómodo”, recalcó.

Moyá realizó estas declaraciones en el stand que tiene en el recinto madrileño la Academia de Rafa Nadal, que presenta su campamento de verano que se desarrollará entre el 24 de junio y el 26 de agosto y que tiene tirón por llevar el nombre del manacorí, “una marca que traspasa las fronteras del deporte”.

A este ‘Summer Camp’ acuden “cientos de miles de niños de todo el mundo que viven no solo una experiencia a nivel tenístico sino para toda su vida”. “Van a ver cómo se trabaja allí, van a estar con miembros del equipo que han ayudado a Rafa toda su carrera y que le han transmitido esos valores, van a ver a Rafa entrenando cuando no esté jugando torneos y todo ello en una isla espectacular en verano como Mallorca”, relató.

Además, aseguró que existe un programa de detección de posibles talentos de cara a ese relevo generacional para el propio Nadal que no “es fácil”. “Tener a uno como Rafa cuando se retire va ser muy complicado”, admite Moyà.

De todos modos, en este campamento cuentan con “entrenamientos personalizados dependiendo del nivel y del estilo de juego”. “Esto es muy importante porque van a ir a un sitio donde no sólo van a entrenar, sino que les van a formar como personas también”, expresó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.