Baleares recibió en marzo 11.734 viajeros alojados en apartamentos turísticos, un 23 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, según datos de la Encuesta de ocupación en apartamentos turísticos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Estos viajeros efectuaron 69.350 pernoctaciones, un 11,57 por ciento más.

Del total de viajeros, 8.631 eran extranjeros y 3.103 residentes en España. La estancia media en apartamentos turísticos en Baleares fue de 5,91 días, y el personal empleado de 593 personas.

La ocupación de los apartamentos turísticos de Baleares en marzo alcanzó el 63,41 por ciento, 3,89 puntos más que en el mismo mes de 2017 (65,27% en fin de semana). El dato es del 41,13 por ciento si se tiene en cuenta la ocupación por plazas (del 43,49% en fin de semana). En Baleares hay un total estimado de 5.446 plazas y 1.715 apartamentos.

Solamente en Mallorca, en marzo se registran 7.130 viajeros residentes en el extranjero y 1.481 visitantes nacionales, que conjuntamente realizaron 58.371 pernoctaciones, con una estancia media de 6,78 días -superior a la media balear-. El grado de ocupación en Mallorca fue del 63,9 por apartamentos y del 41,29 por plazas.

En toda España, las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings y alojamientos de turismo rural) superaron la cifra de 7,7 millones en marzo, lo que supone un aumento del 17% respecto al mismo mes de 2017.

El INE ha incidido en que, dado que en 2018 la Semana Santa se celebró entre marzo y abril, y en 2017 tuvo lugar en abril, es conveniente esperar a disponer de los resultados del mes próximo para analizar en conjunto los dos meses.

ALOJAMIENTOS DE TURISMO RURAL

Por otro lado, Baleares recibió en marzo 16.266 viajeros en alojamientos de turismo rural, un 47,3 por ciento más. Del total, 3.395 eran residentes en España y 12.872 residentes en el extranjero.

Realizaron 55.984 pernoctaciones -7.049 de residentes en España y 48.935 de visitantes extranjeros- con una estancia media de 3,44 días.

El grado de ocupación para las 5.743 plazas de este tipo en Baleares, repartidas en 270 alojamientos, es del 31,39 por ciento según plazas (36,12% en fin de semana) y del 37,75 por ciento por habitaciones. El personal empleado fue de 1.684 personas.

Del total de Baleares, 7.250 viajeros se alojaron en la modalidad casa rural, con 19.979 pernoctaciones y una estancia media de 2,76 días. El grado de ocupación en casas rurales de Baleares fue del 34,95 por ciento. Las casas rurales de las Islas emplearon este mes a 390 personas.

En marzo, Mallorca fue el destino preferido en toda España para alojamientos de turismo rural: recibió 14.944 viajeros y registró 52.921 pernoctaciones -la mayoría de visitantes extranjeros-, con una estancia media de 3,54 días.

El grado de ocupación en Mallorca fue del 32 por ciento por plazas (36,76% en fin de semana) y del 38,72 por ciento si se tiene en cuenta el número de alojamientos rurales.

DATOS NACIONALES

El aumento del 17 por ciento en las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros en el conjunto nacional se debe especialmente a las pernoctaciones de residentes, que subieron un 65,8%, mientras que las realizadas por no residentes, se estancaron, elevándose un 0,2% interanual. La estancia media fue de 4,7 pernoctaciones por viajero.

En febrero, 984.685 viajeros residentes en España realizaron más de 2,8 millones de pernotaciones en alojamientos colectivos extrahoteleros, que se suman a las 4,23 millones de pernoctaciones realizadas por 560.396 viajeros del resto de Europa y a las 711.023 pernoctaciones contabilizadas por 115.415 viajeros del resto del mundo.

En los tres primeros meses del año, las pernoctaciones extrahoteleras acumulan una disminución del 4,8% respecto al mismo periodo de 2017.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.