El domingo se prevé una significativa bajada de temperaturas en Baleares que podría suponer un descenso de hasta seis grados, siguiendo la tónica general que se iniciará en la Península este fin de semana.

Según han informado desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la inestabilidad regresará este fin de semana a gran parte de la Península, donde se producirán precipitaciones y tormentas ocasionales en la mayor parte de las zonas y las temperaturas descenderán unos 6 grados centígrados hasta regresar a valores por debajo de los normales para estas fechas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que de momento “no ve el fin” y que al menos podría extenderse durante la primera mitad de abril.

La portavoz adjunta de la AEMET, Delia Gutiérrez, ha indicado a Europa Press que este fin de semana predominará la inestabilidad en gran parte de la Península y serán probables tanto las precipitaciones como las tormentas ocasionales en la mayoría de las comunidades autónomas. Las lluvias podrían ser localmente fuertes y persistentes en el cuadrante nordeste peninsular y en el área del Estrecho.

El tiempo volverá a ser “lluvioso y fresco” porque las temperaturas caerán de nuevo por debajo de lo normal y que “el bajón importante” de unos 6 grados centígrados se producirá este sábado en toda la Península, menos en Galicia, donde el descenso llega este viernes, y en Baleares, donde se producirá el domingo.

Por tanto, ha precisado que el fin de semana en prácticamente toda la Península salvo la franja más próxima a la costa del mediterráneo tendrá máximas que “como mucho” alcanzarán los 16 o 18 grados centígrados según las zonas y en la franja costera y Baleares podrán superar los 20 grados.

ABRIL LLUVIOSO

Respecto a la próxima semana, en líneas generales, ha dicho que el lunes seguirá la inestabilidad generalizada y serán probables las precipitaciones en numerosas zonas de la Península y de Canarias, mientras que en las comunidades del Mediterráneo la probabilidad es baja.

El martes espera como escenario más probable que un centro de bajas presiones se configure sobre la Península y las precipitaciones podrían afectar a “cualquier punto de la Península y de Baleares” y se producirán acumulaciones significativas, especialmente en la vertiente atlántica.

Ya el miércoles estas precipitaciones se desplazará al área mediterránea y las temperaturas, que descenderán el martes, tenderán a subir el miércoles por el oeste.

Respecto a la cota de nieve prevé que seguirá baja para esta época del año, sobre todo en la mitad norte y a partir del jueves señala que el escenario es “muy incierto” porque los modelos dan una gran dispersión de escenarios aunque es probable una inestabilidad generalizada aunque con menor probabilidad de precipitaciones.

A partir del jueves las temperaturas comenzarán a remontar, igual que la cota de nieve, aunque seguirán aún más frías de lo normal para estas fechas del año. En Canarias la situación más probable serán las precipitaciones en el norte de las islas de mayor relieve que tenderán a remitir al final de la semana.

De cara a las próximas semanas, de acuerdo con la predicción mensual de la AEMET, la portavoz adjunta ha indicado que se mantendrán las temperaturas más frías de lo normal y las precipitaciones generalizadas; la siguiente semana, del 9 al 15 de abril se mantiene una “señal de lluvias claramente por encima de lo normal” y la siguiente, del 16 al 22 de abril, aunque con una señal “menos contundente, parece que también podría llover por encima de lo normal”. “Se atisba, al menos, una primera quincena de abril lluviosa”, ha admitido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.