Policía Portuaria

Una ciclista resultó herida ayer tarde después de sufrir un accidente con otro ciclista que cuadruplicó la tasa de alcoholemia permitida para circular.

Según ha podido saber Crónica Balear, sobre las 19:15 horas, una patrulla de la Policía Portuaria fue requerida por una pareja usuaria del carril bici debido a un accidente sufrido.

Al llegar al lugar encontraron a la joven tumbada en el suelo y quejándose de un fuerte dolor en la boca producido, según su versión, al golpearse la cara contra el suelo.

Pese a que ambos implicados discutían sobre lo ocurrido, las manifestaciones de ambos eran coincidentes en lo esencial: ambos circulaban por el carril bici, cada uno en sentido opuesto al otro pero cuando coincidieron, sus manillares chocaron y cayeron al suelo.

Según han explicado desde Policía Portuaria, “debido al olor a alcohol que desprendía el chico se comisionó a una unidad de Policía Local que le realiza pruebas de alcoholemia, con una tasa del 0,96 mg/l (es decir, una cifra que cuadruplica la permitida para conducir).

El ciclista fue denunciado por este motivo y se esperó a que vinieran su pareja para hacerse cargo de la bicicleta y no tener que inmovilizarla.

Por otro lado, la mujer fue trasladada hasta el Hospital de Son Espases con heridas de carácter leve.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.