Un todoterreno ha quedado completamente destruido tras arder en el aparcamiento del Cala Bassa Beach Club de Ibiza sin que se registraran heridos.

El suceso ha sido tramitado por el 112 sobre las 15:20 horas y de inmediato han dado aviso a los servicios de emergencia. Los primeros en llegar al lugar han sido los componentes de una dotación de la Policía Local cuyos agentes han intentado extinguir las llamas mediante los extintores que portan en su vehículo.

Sin embargo, los esfuerzos han resultado inútiles y tan solo ha quedado garantizar la seguridad en la zona hasta la llegada de los Bomberos quienes, finalmente, han logrado extinguir las llamas.

Según el propietario del vehículo, este ya “olía a quemado” cuando lo ha estacionado.

Se investigan ahora las causas de lo ocurrido pero todo apunta a que se trata de un fallo eléctrico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.