Dos técnicos del 061 fueron agredidos ayer por un paciente de 68 años al que trasladaban desde el Punto de Atención Continuada (PAC) de Trencadors (s’Arenal) al Hospital Universitario Son Llàtzer.

Los hechos sucedieron alrededor de las 21.20 horas en la UVI móvil cuando el paciente, de 68 años, comenzó a agitarse de forma agresiva y con amenazas verbales para levantarse de la camilla. Los dos técnicos recibieron golpes y arañazos y uno de ellos, además, sufrió una lesión en la mano.

Los trabajadores se vieron obligados a activar el “Código Pánico” que, a través del 061, permite avisar y enviar con preferencia a la policía, un Códio que hace dos años se instaló para ayudar al colectivo a hacer frente a este tipo de situaciones.

Desde la Consellería de Salud, el Servicio de Salud y la Gerencia del 061 han querido condenar enérgicamente cualquier agresión, verbal o física, los profesionales del sistema sanitario público. El Servicio de Salud ha puesto a disposición de los profesionales afectados la asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico habitual en estos casos.

Hay que recordar que desde la reforma del Código penal (marzo de 2015) el personal del sistema sanitario público es considerado “autoridad pública”, y prevé una pena de hasta cuatro años de prisión para el agresor. El Servicio de Salud exigirá el máximo rigor en la aplicación de la ley.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.