Un trabajador ha sufrido graves quemaduras debido tras arder una canalización de gas en una urbanización de Santa Ponça.

El suceso ha tenido lugar sobre las 14:00 horas en la calle Murillo de la urbanización Nueva Santa Ponça cuando varios trabajadores han percibido un olor a gas y han utilizado un medidor para comprobar si había fuga.

En esos momentos se ha producido una deflagración y una llamarada ha alcanzado de lleno a uno de los obreros que ha sufrido quemaduras graves de diverso grado en cara, manos y brazos.

Tras avisar a los servicios de emergencia, se han desplazado hasta el lugar unidades de la Policía Local de Calvià, Guardia Civil, ambulancias del 061 y una dotación del parque de Santa Ponça de los Bomberos de Mallorca que ah comenzado las labores de extinción.

Tras montar una “pantalla de agua” para formar una pantalla protectora que evitara que las llamas alcanzaran el interior del complejo, los bomberos han localizado y cerrado la llave general de gas.

Unos cinco minutos después el fuego ha cesado.

El trabajador, por su parte, ha sido trasladado hasta Son Espases en estado grave.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.