Un centenar de personas, mayoritariamente funcionarios de Justicia se han concentrado este mediodía ante los Juzgados de Avenida Alemania de Palma para protestar por el “abandono” por parte del Ministerio de Justicia, al tiempo que han lamentado que el Govern balear no haya reclamado la transferencia de competencias, lo que aseguran que les deja “en tierra de nadie”.

En declaraciones a los medios, el presidente del sindicato de Funcionarios (CSIF) en Baleares, Andreu Bou, ha enfatizado que la suspensión de guardia de un Juzgado de la Violencia de la Mujer de Palma es un ejemplo de esta situación.

Al respecto, ha alertado de que “no es un hecho aislado”, sino que puede ocurrir con más juzgados que están “colapsados”.

Bou ha denunciado que los de Baleares son los funcionarios de Justicia que cobran menos de España y ha alertado de que esto provoca un “efecto huida” por el alto coste de la vida en las Islas, sumado a la sobrecarga de trabajo. También ha criticado el “desastre del Ministerio” con los medios informáticos y que “el papel cero es una falacia”.

Lo anterior, ha advertido, crea una “Justicia débil” que “beneficia al poder Ejecutivo”. “Para luchar contra la corrupción un pilar básico es la Justicia”, ha declarado el presidente del CSIF.

En esta línea, ha recordado al Gobierno central y al Govern balear que la Justicia es “un servicio público” para los ciudadanos aunque “no dé ningún rédito electoral”.

En la concentración se han exhibido banderas de los sindicatos CSIF, UGT y STAJ y se ha realizado una representación en la que los manifestantes abucheaban a una persona con una careta del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.