Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha avisado este jueves al Departamento de Justicia de que, aunque hasta ahora ha optado por “quedarse al margen” de la investigación que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller sobre la relación de su equipo de campaña con Rusia, podría cambiar de opinión.

“Tienen en marcha una caza de brujas contra el presidente de Estados Unidos y he tomado la decisión –y no tenía que tomarla y puede que cambie– de no involucrarme (en la investigación) en el Departamento de Justicia”, ha dicho Trump en una entrevista concedida a la cadena norteamericana Fox News.

Trump ha admitido que está “muy decepcionado” con el Departamento de Justicia por cómo ha actuado en este caso, incidiendo en que “todo son mentiras” y confiando en que se acabará demostrando. “Puede que cambie de opinión en algún momento porque lo que está pasando es una desgracia, una absoluta desgracia”, ha reiterado.

Así, ha considerado que en lugar de dirigirse contra él, la Fiscalía debería actuar contra el ex director del FBI James Comey por entregar cuatro dossieres sobre la trama rusa a un profesor de Derecho que ha acabado siendo su abogado personal. “Filtró información clasificada (…) Es culpable de este delito”, ha sostenido.

Trump ha cargado en general contra el FBI: “Adoro al FBI y el FBI me adora pero los altos cargos del FBI eran delincuentes (…) Si te fijas en la corrupción en el FBI, es una desgracia”.

El entorno de Trump está siendo investigado por Mueller por sus contactos con funcionarios rusos en el marco de la campaña para las elecciones presidenciales de 2016. Las agencias estadounidenses emitieron un informe conjunto en el que denunciaron abiertamente la injerencia del Kremlin en estos comicios. Trump ha negado cualquier tipo de colusión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.