La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará este miércoles a un hombre para quien Fiscalía solicita una pena de cárcel de seis años y una orden de alejamiento de 200 metros por presuntamente violar a una mujer en julio de 2015 en Ibiza.

Asimismo, según solicita el fiscal en su escrito de acusación, pide que se indemnice a la víctima con 10.000 euros por los daños morales causados.

Los hechos tuvieron lugar en julio de 2015 cuando el agresor se acercó a la mujer, que ya conocía y que se encontraba bailando en un bar de Ibiza, y le dijo que quería mantener relaciones sexuales con ella.

Ante su negativa, el hombre comenzó a tocarla por encima de la ropa en la zona vaginal, a lo que ella le dijo que no y le retiró la mano. Una vez fuera del local, el hombre la agarró del brazo y se la llevó a un portal cercano.

Posteriormente, metió a la mujer dentro del ascenso de la finca e insistió en mantener relaciones sexuales e incluso llegó a introducirle los dedos en la vagina. En ese momento, la chica intentó salir del ascensor para zafarse del acusado pero él la empujo para impedirlo.

Una vez fuera del ascensor, el acusado empujó a la mujer contra la pared del rellano y, mientras la agarraba con fuerza para que no se pudiera mover, le subió el vestido y la penetró vaginalmente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.