El Ayuntamiento de Palma y el Govern prevén que la renta que se perciba en 2018 alcance los 3.010.000 euros, derivados del contrato de arrendamiento del complejo Palacio de Congresos, lo que supondrá a finales de año una renta acumulada desde su apertura de 4,5 millones de euros.

Así lo ha detallado este lunes la regidora de Turismo, Comercio y Trabajo, Joana Maria Adrover, quien ha explicado que, por el momento, se han cobrado 3.352.667 euros que se han ingresado en la cuenta del Consistorio para cubrir la deuda existente por la construcción de la infraestructura.

En 2017, la renta percibida fue de 1,4 millones de euros. Para este año, se espera recibir 2,2 millones de euros de renta fija más 823.292 euros de renta variable por la explotación de la instalación por parte de Meliá Hotels International.

Estos datos, ha defendido Adrover, “confirman la viabilidad y la sostenibilidad de la infraestructura, así como la viabilidad jurídica y económica del modelo escogido para su explotación”.

La regidora ha realizado una comparación entre los beneficios que se obtendrán con el contrato realizado en la presente legislatura con el que en su momento propuso el PP en 2015. Concretamente, el actual contempla el pago de una renta anual de 2,1 millones de euros y el 5,59 por ciento de los beneficios de explotación, mientras que el de 2015 sumaba 1,5 millones de euros fijos más el 5 por ciento de variables.

En este sentido, ha indicado que si se comparan el arrendamiento y la venta a 35 años, la diferencia entre ambos contratos es del 448 por ciento, con un beneficio de 85,1 millones de euros con el actual contrato. “Con esos 85 millones se pueden hacer muchas cosas como 42 ‘escoletes’ municipales o vivienda pública”, ha añadido.

Igualmente, Adrover ha manifestado que si el contrato hubiera sido a 35 años, en lugar de los 15 actuales, hubiera permitido que en ese plazo se amortizara la construcción del complejo, que costó 107 millones de euros. “Con los pliegos de la anterior legislatura se hubieran necesitado 50 años”, ha resaltado.

“La viabilidad, la sostenibilidad y la idoneidad jurídica con la que se ha llevado a cabo el contrato está siendo positivo para la ciudad y para las arcas públicas”, ha dicho la regidora.

Sobre ello, el alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha sostenido que la gestión del PP “hubiera provocado que la ciudad hubiera perdido mucho dinero”.

TURISMO DE CALIDAD Y EN TEMPORADA BAJA

Noguera ha insistido en que el Palacio de Congresos ha tenido incidencia en temporada baja, aportando un “turismo de calidad” y potenciando la diversidad económica.

En esta línea, la vicepresidenta del Govern y consellera de Innovación, Investigación y Turismo, Bel Busquets, ha asegurado que el Palacio de Congreso “cumple con las líneas estratégicas”, en las que se apuesta por el alargamiento de la temporada y por la diversificación del modelo turístico.

“Permite conocer las islas desde otro punto de vista que no es de sol y playa. Este turismo también es reconocido por un turismo de calidad, que genera un mayor gasto en las islas”, ha comunicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.