Centenares de personas se han concentrado este jueves en la plaza de Cort de Palma en protesta por la sentencia que condena a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual a los cinco miembros de ‘La Manada’.

La concentración, que ha sido convocada por el Moviment Feminista de Mallorca, ha dado comienzo a las 20.00 horas y los manifestantes han coreado, entre otros, el lema “No es abuso, es violación”.

El rapero mallorquín Valtonyc, condenado a tres años y medio de cárcel por apología del terrorismo e insultos a la Corona, también ha asistido a la protesta.

Por su parte, el presidente del Consell, Miquel Ensenyat, ha publicado en su cuenta oficial de Twitter un vídeo del momento de la manifestación acompañado de la frase “la indignación llena las calles de Palma”.

Además, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha expresado en un tuit recogido por Europa Press “su apoyo total y absoluto a la víctima ante una decisión difícil de asumir”.

“Es intolerable que situaciones como esta sean posibles. Es más necesario que nunca trabajar juntos para garantizar los derechos de las mujeres”, ha manifestado la presidenta.

“En San Fermín o en Alicante, pase lo que pase, nosotras te creemos. La ausencia de un ‘no’, no es suficiente. Sólo un ‘sí’ libre y consciente produce el consentimiento”, ha sido la expresión compartida en la convocatoria difundida este jueves a través de las redes sociales.

La Audiencia de Navarra ha condenado a nueve años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual a los cinco miembros de ‘La Manada’, a los que ha absuelto del delito de agresión sexual y delito contra la intimidad de los que habían sido acusados.

Uno de los tres magistrados que componen la sección segunda ha emitido un voto particular por el que ha pedido la absolución de los cinco acusados.

Paralelamente, uno de los cinco acusados ha sido condenado también por un delito de hurto (robo del móvil de la víctima) a dos meses de multa con una cuota diaria de 15 euros. Todos ellos han sido absueltos del delito de robo con intimidación del que habían sido acusados.

El Ministerio fiscal pidió para los acusados 22 años y 10 meses de prisión por agresión sexual, además de por un delito contra la intimidad y por robo con intimidación; la acusación particular reclamó 24 años y nueve meses, y las acusaciones populares elevaron esta petición a los 25 años y nueve meses de prisión. Las defensas, por su parte, habían pedido la absolución de los cinco acusados.

Los acusados, naturales de Sevilla, se encuentran en prisión desde que fueron detenidos como presuntos autores de los hechos, que tuvieron lugar el 7 de julio de 2016. Los jóvenes andaluces se desplazaron a Pamplona con motivo de los Sanfermines.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.