Foto: Reuters

Miles de estudiantes de diferentes zonas de Estados Unidos conmemorarán este viernes el decimonoveno aniversario de la masacre del instituto Columbine abandonando sus clases para escenificar una protesta en reivindicación de un mayor control de armas.

Estudiantes de más de 2.600 escuelas y centros educativos de todo el país tienen previsto dejar las aulas a las 10.00 horas de este viernes, según los organizadores del acto. Los estudiantes están llamados a vestir prendas naranjas, el color identificativo de la campaña contra la violencia de las armas, y guardarán silencio durante trece segundos, uno para cada estudiante asesinado en el instituto Columbine.

“Este movimiento está aquí para quedarse. No hay más excusas. Queremos soluciones”, han dicho los organizadores de la protesta, en un mensaje publicado el jueves en Facebook.

El 20 de abril de 1999, dos estudiantes del instituto Columbine mataron a tiros a doce compañeros del centro y a una profesora antes de suicidarse. Desde entonces, los tiroteos en institutos se han repetido con frecuencia en Estados Unidos.

El mayor tiroteo en un centro educativo tuvo lugar en diciembre de 2012 en la escuela de primaria Sandy Hook, en Newton, y acabó con la vida de 28 personas. El segundo tiroteo con más víctimas mortales en un centro escolar tuvo lugar el 14 de febrero en un instituto de Parkland, en Florida, y acabó con la vida de 17 personas. Este último tiroteo dio paso un movimiento de estudiantes a nivel nacional para reclamar restricciones a la venta de armas y el fin de la violencia.

Este jueves, activistas partidarios del control de armas se concentraron ante el instituto de secundaria Columbine para exigir el fin de la violencia de las armas. El instituto Columbine no ha tenido clases este 20 de abril, según ha explicado una portavoz del distrito, por lo que habrá acto de protesta allí. Los estudiantes del centro están convocados para participar en una ceremonia religiosa en memoria de los trece fallecidos.

Las últimas movilizaciones llegan más de un mes después de que decenas de miles de estudiantes de unos 3.000 colegios y escuelas participaran en una marcha estudiantil nacional bajo el lema ‘Enough’ (Basta, en inglés) para exigir a los parlamentarios que impulsen un mayor control de la venta de armas.

La convocatoria de este viernes llega después de las manifestaciones celebradas el 24 de marzo en el marco del movimiento ‘La marcha de nuestras vidas’, que han supuesto las mayores protestas protagonizadas por jóvenes en las últimas décadas en Estados Unidos para exigir más regulación de armamento.

Por su parte, Dudley Brown, presidente de la Asociación Nacional por el Derecho a las Armas, que tiene su sede en Colorado, ha criticado al movimiento por el control de las armas por considerar que solo busca que el Gobierno retire a los ciudadanos algo que es un derecho. “El principal objetivo de estos estudiantes es prohibir las armas por completo y confiscar las armas de fuego de estadounidenses respetuosos con las leyes”, ha asegurado. “Nos opondremos a ellos en cada paso”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.