EP

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha comenzado pasadas las diez de esta mañana con Josep Turull la ronda de declaraciones indagatorias fijadas esta semana para comunicar su procesamiento a los nueve investigados en la causa abierta por el ‘procés’ separatista en Cataluña que cumplen prisión preventiva.

El ex consejero de Presidencia y excandidato a presidir la Generalitat fue trasladado a primera hora de este miércoles a los calabozos de la cercana Audiencia Nacional desde la cárcel de Estremera (Madrid) y a su comparecencia ante el instrutor de la causa seguirán las de la también exconsejera del Govern de Carles Puigdemont Dolors Bassa y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, que han llegado desde el centro penitenciario madrileño de Alcala-Meco.

Por lo que respecta a Turull, el magistrado del alto tribunal le atribuye indiciariamente los delitos de rebelión y malversación por impulsar la movilización desde sus funciones de portavoz de la Generalitat. Además, le acusa de gestionar y diseñar la inserción publicitaria del referéndum, coordinar infraestructuras informáticas para la votación y reclutar a voluntarios.

En cuanto a Dolors Bassa, en el auto de procesamiento el juez LLarena señala que la exconsejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia actuó en connivencia con el huido Antoni Comín y asumió el control de los locales dependientes de sus respectivas consejerías para el referéndum.

Además, el instructor considera que existen pruebas que demostrarían que permitió que su departamento soportara parcialmente el gasto de papeletas, censo y citaciones a los componentes de las mesas y por ello también los considera posibles culpables de rebelión y malversación de caudales públicos.

FORCADELL DIO COARTADA AL ‘PROCÉS’

Por último, con respecto a Forcadell, el auto de Llarena detalla su participación “medular” desde los comienzos del proceso independentista como presidenta de la ANC. Después, como presidenta del Parlament tramitó la aprobación de la legislación de soporte que sirve de coartada legitimadora al proceso, aún contrariando las reiteradas prohibiciones y requerimientos del Tribunal Constitucional, de acuerdo con el auto.

Para el juez, la participación de la expresidenta del Parlament en todo el proceso “ha ido de la mano con la violencia de las últimas fases del proceso”, ya que que estuvo presente en la manifestación del 20 de septiembre y arengó a la movilización para el día siguiente ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), poniendo a la la institución al servicio del violento resultado obtenido con el referéndum y de la proclamación de la república, por lo que la considera culpable de rebelión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.