La raza Pitt Bull figura en la lista de Razas de Perros Potencialmente Peligrosos pero las imágenes que nos han llegado de “Ari”, una perra afincada junto a sus dueños en Santa María, son enternecedoras y quedan lejos de las que podamos asociar con esta raza.

Según nos ha referido Juan Carlos Caimari, el dueño de Ari, este pasado jueves “sacamos a los perros a pasear por el terreno que tenemos en nuestra finca y nos fijamos en se habían acercado a un árbol y no se apartaban de él, así que fuísmo a ver que sucedía”.

Y lo que sucedía es en el interior de un árbol hallaron cinco gatitos con apenas unos días de vida.

“Esperamos a ver si veíamos aparecer a la madre”, continua explicando a Crónica Balear Juan Carlos, “pero no la vimos por ningún lado así que decidimos recogerlos”.

La camada, un macho y cuatro hembras, encontró entonces un valioso apoyo en Ari que, con toda la naturalidad del mundo que solo una madre puede sentir, adoptó a los cachorros desde el primer momento: “Nosotros les damos los biberones y luego se los dejamos a Ari que los limpia y les estimula para que hagan sus necesidades”.

Ari tiene ocho años y fue rescatada de la perrera: “No se que hacía allí, la verdad. Es un bombón de perra, muy cariñosa y familiar y con un sentido maternal muy desarrollado”, dice Juan Carlos quien añade: “Según me dijo un entendido en perros, y por lo desarrollado que tenía las mamas, Ari debía haber parido una o dos veces antes de llegar a la perrera”.

Preguntado respecto al futuro de los gatitos, Juan Carlos nos indica que él se quedará con uno y su cuñado con otro por lo que ahora busca interesados en adoptar a los tres restantes (todas hembras).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.