Las obras de restauración de la muralla norte del Castell de Santa Àgueda de Ferreries (Menorca) concluirán en dos meses si no hay imprevistos importantes, según ha informado este jueves la vicepresidenta del Govern y consellera de Turismo, Bel Busquets, quien ha visitado la zona.

La responsable autonómica ha recordado que esta actuación es posible gracias a la recaudación del Impuesto de Turismo Sostenible y, según ha recordado, se han invertido 118.089 euros.

Busquets ha explicado que la rehabilitación del muro norte “da sentido a otras actuaciones realizadas desde que se adquirió este castillo” y ha remarcado la importancia de la colaboración de las diferentes instituciones para la rehabilitación del patrimonio cultural. “Entre todas las administraciones contribuimos a mejorar la oferta turística para hacer que vaya más allá del sol y playa”, ha añadido.

La vicepresidenta ha estado acompañada en la visita por la presidenta del Consell Insular de Menorca, Susana Mora; el alcalde de Ferreries, Josep Carreres; la consellera de Cultura, Participación y Deportes del Govern, Fanny Tur; la vicepresidenta primera del Consell de Menorca, Maite Salord y el conseller de Cultura y Educación del Consell de Menorca, Miquel Àngel Maria.

Maria, ha señalado que el Consell de Menorca tuvo claro desde el principio que el Castell de Santa Àgueda tenía que ser un “objetivo prioritario” de las inversiones del Impuesto de Turismo Sostenible en Menorca.

Asimismo, el responsable insular de Cultura ha remarcado que la importancia del proyecto de rehabilitación de parte de la muralla islámica de Santa Àgueda “va más allá de la recuperación de este espacio emblemático porque también es una experiencia piloto de cómo se tienen que hacer este tipo de intervenciones y servirá para redactar el plan director”.

En este punto ha señalado que el proyecto especifica que se utilizarán las piedras caídas de la muralla para ser fieles al aspecto original del castillo.

La finca de Santa Àgueda, donde se encuentran ubicados los restos de una fortificación islámica, fue adquirido por el Consell de Menorca el año 2007, y desde aquel momento se han hecho obras de restauración en la capilla del mismo nombre, en un aljibe y también en un tramo de la muralla sur.

El proyecto actual, redactado por el arquitecto Joan J. Gomila, consiste en la rehabilitación del tramo de la muralla que mira al norte del núcleo central del castillo islámico. Se trata de un muro de unos 37 metros largo con síntomas evidentes de falta de estabilidad. La intervención prevé derribar controladamente un tramo de tres metros de la cerradura de la muralla que está en peligro de caerse, porque ya se ha desprendido parcialmente, rehacer dos partes del muro ya caídas y estabilizar el resto que todavía se encuentra en buenas condiciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.