El colectivo de camareras de piso han expuesto este jueves en el Senado su situación laboral reiterando su petición de derogación de la reforma laboral de 2012 “que ha permitido e impulsado los procesos de externalización”, consintiendo la “precarización” de sus condiciones de trabajo, al tiempo que ha solicitando el establecimiento de un sistema de jubilación anticipada, así como el reconocimiento de las enfermedades profesionales propias del sector.

Durante su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social en el Senado la delegada sindical de CC.OO., Gladys Medina, ha denunciado que las trabajadoras de empresas multiservicios no solo cobran menos sino que también sufren “una importante y grave pérdida de derechos” (no se reconocen vacaciones, festivos, manutención, plus de transporte, uniformidad, bajas médicas, o permisos como el de lactancia).

Las actuales condiciones del colectivo derivan en una división de la plantilla en trabajadoras “de primera y segunda”. “Es despreciable, pero es legal porque lo permite el Estatuto de los Trabajadores”, lamentó la delegada sindical culpando a la reforma laboral de permitir las externalizaciones “esas prácticas humillantes y degradantes” para este colectivo.

Por todo ello, solicitan “derogar el problema de raíz” y derogar la reforma laboral que consiente la prevalencia de convenios de empresa sobre convenios sectoriales.

Respecto a las enfermedades profesionales, la delegada sindical denuncia que las mutuas no reconocen las enfermedades profesionales y que ante la imposibilidad de acceder a la jubilación anticipada, les provoca trabajar dependientes de medicación prácticamente constante. “Queremos un trabajo seguro en hoteles justos y un incremento de inspecciones laborales”, ha afirmado.

ABUSOS POR PARTE DE EMPRESAS MULTISERVICIOS.

Según explicó la responsable del área de hospedaje de la dirección sectorial de Hostelería y Turismo de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT, Carmen Casí, durante su comparecencia las mutuas disfrazan la dureza de su trabajo y achacan las dolencias a la edad.

“Por favor líbrennos del abuso de las empresas multiservicios para tener una vejez medio digna ya que la mayoría asumimos que tendremos una vejez dolorida”, aseguró Casín.

Desde CC.OO. y UGT se considera que el tiempo de ser escuchados “debe concluir” y apelan a la capacidad política y de intermediación para activar cuanto antes los mecanismos legislativos que permitan una mejora efectiva y temprana de la situación de precaridad laboral y salarial a la que están sometidas las camareras de piso.

“Todo esto no puede terminar en una foto amable y en algún juguete roto. Solicitamos la jubilación anticipada para las camareras de piso por la penosidad del trabajo y el demostrado impacto en la salud y que se reconozcan las enfermedades profesionales asociadas a nuestra tarea”, afirmó Casín.

“SITUACIÓN DE SEMI-ESCLAVITUD”.

Una situación que conoce bien la senadora socialista por Tenerife, Olivia Delgado, quien ha apoyado a este colectivo en sus reivindicaciones ante las instituciones políticas nacionales e internacionales y que hoy ha vuelto a proponer la modificación del artículo 42.1 del Estatuto de Trabajadores para igualar las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados respecto a los de la empresa matriz.

La senadora denuncia que la situación de ‘semiesclavitud” a la que se ven sometidas muchas trabajadoras ha provocado un incremento en las cargas de trabajo, necesidad de medicación constante, incremento de las externalización cobrando de media un 40% menos, sin días de descanso, sin pagos de días festivos, contratos en categorías inferiores y todo ello sin posibilidad de jubilarse anticipadamente con pensiones mínimas de 380 euros .

Según denuncia la senadora estas sobrecargas de trabajo e inseguridad contractual provoca un grave impacto en la salud de las trabajadoras tanto física como psíquica. De hecho según un informe el 71,5% de las camareras de piso reconoce que tiene que medicarse para ir a trabajar.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista se considera que el problema de las camareras de piso podría ser considerado “un icono” de los males laborales en España. “La solución de la problemática de las camareras de piso nos llevarán a una España mejor”, afirmó el portavoz de del Grupo Socialista en esta Comisión del Senado, Francisco Javier Oñate, justificando que el beneficio de los trabajadores supondrá también beneficio para las empresas y sus negocios.

Desde el Grupo Parlamentario Popular, la senadora Esther Basilia del Brio destacó que la reunión del presidente del Gobierno con el colectivo de las camareras de piso que tuvo lugar el pasado 5 de abril ha marcado “un punto de inflexión” en la situación de estas trabajadores y que ha abierto el camino hacia la identificación de soluciones de este sector.

“Consideramos que el compromiso personal del presidente del Gobierno es la garantía de que las soluciones están en camino”, aseguró la popular añadiendo que esta reunión ha supuesto una toma de conciencia de la situación y destacando la importante laboral inspectora que se está llevando a cabo por el Ejecutivo en los últimos años en lucha contra el fraude.

NO SE PUEDEN REDUCIR COSTES PARA AUMENTAR LA COMPETITIVIDAD.

En la Comisión también participó el investigador especializado en turismo responsable y trabajo digno y coordinador de la Asociación Alba Sud, Ernest Cañada, quien denunció el proceso de precarización que está sufriendo el sector y que afecta “a uno de los puntales más importantes de la economía española” afectando al la calidad del servicios.

“No podemos emprender el camino suicida de reducción de costes laborales para aumentar la competitividad”, argumentó el autor del libro ‘Las que limpian los hoteles’.

En su opinión “si las empresas quieren apostar por un servicio de calidad con garantías de funcionamiento a largo plazo tienen que apostar por la calidad que empieza por ofrecer unas condiciones laborales dignas”, concluyó Cañada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.