Desde la Jefatura Superior de Policía en Illes Balears han explicado que en caso de sufrir la “okupación” de un domicilio en propiedad, la mejor recomendación es seguir los procedimientos habituales marcados por la ley.

El acto que inicia la expulsión de los “okupas” es una denuncia interpuesta ante la autoridad Judicial, para luego poder seguir los trámites legales.

En ningún caso, han querido recalcar desde la Policía Nacional, se aconseja ninguna otra forma de actuar ante la presencia de “okupas”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.