La teniente de alcalde de Función Pública y Gobierno Interior, Aurora Jhardi, ha presentado este jueves el estudio de Población de Palma de 2017 y ha destacado que la ciudad “sigue creciendo” al haber registrado este año un aumento de 6.256 habitantes respecto a 2017, lo que supone un total de 440.772 personas empadronadas en la capital balear.

En rueda de prensa, Jhardi ha expresado que estos datos demuestran que Palma es una ciudad “atractiva para venir a vivir, con muchas oportunidades y, sobre todo, diversa, multicultural y de cada vez más integradora”.

Según los datos presentados, Palma ha sufrido un “parón” en relación al aumento de españoles empadronados, ya que la diferencia entre 2016 y 2017 ha sido en 191 personas; mientras que se ha registrado un incremento “importante” en habitantes de países de la Unión Europea, ha explicado Jhardi.

En esta línea, la teniente de alcalde ha resaltado que los nuevos residentes proceden, principalmente, de Italia (+873 habitantes), Rumania (+385) y Alemania, que sigue la tendencia de los últimos años con un incremento de 371 personas.

Jhardi también ha incidido en que la tendencia de años anteriores en el descenso de los habitantes de países sudamericanos “se ha parado de forma significativa”. De este modo, ha habido en 2018 un aumento importante de la población.

Así, se ha resaltado el “ligero” aumento de personas procedentes de Marruecos, siendo de 291 residentes más.

Además, también ha habido un incremento “moderado” de personas que residían en países asiáticos, destacando China (+253), India (+135) y Pakistan (+131). Unos movimientos que tienden a estabilizarse, según han explicado desde Cort.

DATOS POR BARRIOS

En cuanto a los barrios, Pere Garau es “el que más crece y el más poblado”, han asegurado. Así, ha registrado un aumento en 778 habitantes -del que casi el 70 por ciento son españoles, un 8,46 por ciento procede de países de la UE y el 21,67 por ciento restante de otras nacionalidades-; seguido por los barrios de Foners, con un incremento de 403 residentes, Camp Redó (+329), Son Gotleu (+326) y Bons Aires (+316).

Por el contrario, las barriadas que más han disminuido en cuando a población en 2017 han sido Son Espanyolet (-86 habitantes), El Secar de la Real (-53), Rafal Nou (-39), La Llotja-Born (-38) y La Bonanova (-38).

Desde el Ayuntamiento han destacado también los movimientos poblacionales entre barriadas, es decir, los cambios de domicilio. En este sentido, el barrio de La Soledad ha sido el que ha sufrido un mayor aumento de la población, con 124 habitantes más. Esta subida ha sido ocasionada por movimientos de personas de los barrios colindantes -Pere Garau (122 personas), La Soledad Norte (95), Son Gotleu (51) y Foners (44)-.

Finalmente, Jhardi ha explicado que los motivos de dichos movimientos poblacionales pueden ser la “escolarización, las situaciones económicas de las familias o la cuestión de acceso a la vivienda”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.