Foto: Reuters

Yulia Skripal, la hija del exespía ruso Sergei Skripal, ha confirmado su mejoría en un comunicado en el que ha admitido que el incidente sufrido el 4 de marzo en Salisbury es “algo confuso” y ha pedido respeto para su privacidad y la de su familia durante el periodo de convalecencia.

Horas después de que la televisión estatal rusa divulgase una supuesta conversación telefónica entre Yulia Skripal, de 33 años, y su prima, la Policía británica ha difundido un comunicado en nombre de la hija de la exespía y en el que esta agradece el “interés” y los “muchos mensajes” de apoyo recibidos.

“Desperté hace más de una semana y me alegra decir que gano fuerza cada día”, ha afirmado Yulia Skripal, que ha querido dar las gracias a los ciudadanos de Salisbury que acudieron en su auxilio cuando ella y su padre quedaron inconscientes en plena calle. También ha alabado la labor del personal del hospital.

En su nota, Yulia Skripal no ha hecho alusión alguna a las circunstancias que han rodeado su caso. Según Londres, ambos fueron envenenados con un agente nervioso de fabricación soviética –Novichok– y Moscú es el responsable, directo o indirecto, de este ataque.

“Estoy convencida de que sois conscientes de que todo el episodio es algo confuso y espero que respetéis mi privacidad y la de mi familia durante el periodo de convalencencia”, ha añadido la joven en su nota.

GRABACIÓN EN LA TELEVISIÓN RUSA

El comunicado estaría llamado a contrarrestar la polémica generada por la difusión de una supuesta conversación entre la hija de Skripal y su prima Viktoria. “Todo va bien, ahora mismo (Sergei) está descansando, durmiendo”, asegura la voz.

“Ninguno tenemos problemas de salud que no se puedan solucionar; de hecho, me darán el alta pronto”, añade Yulia en el documento, cuya autenticidad la televisión rusa ha dicho que no ha podido verificar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.