Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil en varias inspecciones realizadas en comercios mayoristas y  minoristas de Palma, ha intervenido 5000 juguetes que no cumplían con la normativa de UE.

Los artículos destinados a la venta del mercado infantil, además de incumplir el etiquetaje, habían sido importados desde Asia sin documentación y sin acreditar el pago de aranceles.

Así mismo los guardias civiles de la Patrulla Fiscal y Fronteras han solicitado un análisis de alguno de los juegos, al parecer pudieran contener un alto índice de ácido bórico y al estar destinados al los niños, existía el riesgo de ocasionar un serio problema de salud pública.

Todos los productos intervenidos han sido puestos a disposición de la Consellería de Salut, Consum i Benestar Social del Govern de les Illes Balears, que será el organismo encargado de adoptar las medias pertinentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.