Dos inspectores de la Agencia Tributaria han corroborado este miércoles ante el titular del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, que el PP de la Comunidad Valenciana liderado por Francisco Camps pagó con dinero negro parte de los servicios prestados por la empresa de la trama Gürtel Orange Market.

Estos dos funcionarios de Hacienda han comparecido en calidad de peritos en el juicio que está celebrando la Audiencia Nacional sobre la presunta financiación irregular del PP valenciano en relación a la contratación de la organización de eventos y actos de campaña en 2007 y 2008 con la empresa de Francisco Correa.

Han explicado que tras analizar distintas facturas que obraban en el sumario del procedimiento y sobre todo documentación que fue requerida a otros empresarios que hicieron pagos a Orange Market, llegaron a la conclusión de que la formación política regional pagó en ‘b’ parte de los servicios a esta empresa.

A pregunta de la Fiscalía Anticorrupción, uno de ellos ha recordado que en ocasiones era imposible identificar el concepto de algunas de las facturas emitidas por la sociedad valenciana de la Gürtel al partido político. “Había incongruencias”, ha dicho uno de los inspectores, que ha señalado que la contabilidad de Orange Market era “incorrecta”, de tal modo que a veces le llevó a dudar sobre se había confundido a la hora de revisar dicha documentación.

“TRES FORMAS DE FACTURAR”

En este sentido, ha concluido que Orange Market tenía “tres formas de facturar” al PP de la Comunidad Valenciana: una que recogía la facturación real, en la que se indicaban concepto y destinatarios verdaderos sujeto a IVA; otra que se emitía a terceros, con un concepto “falso” y una tercera que se basaba en que la formación política, y en ocasiones otros empresarios, pagaban en efectivo, “en negro”.

Precisamente, tanto los líderes de la trama Gürtel Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez ‘El Bigotes’, como el exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa y nueve empresarios han reconocido ante el juez estas practicas irregulares.

Ha precisado que la trama liderada por Francisco Correa diferenciaba estos pagos en su contabilidad en dos documentos llamados ‘Alicante’ y ‘Barcelona’. En el primero de ellos, se anotaba los importes procedentes de la facturación “correcta”; mientras que en la otra se reflejaba todo lo que era “opaco” y venía de la caja ‘b’ de los ‘populares’ valencianos.

Esto mismo fue resaltado tanto por el que fuera contable de Orange Market, Cándido Herrero –acusado en este juicio–, y por los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que investigaron la trama, entre ellos el jefe, Manuel Morocho.

“SOBREFACTURACIÓN” PARA CONSEGUIR BENEFICIOS

Asimismo, ha destacado que no encontró en la contabilidad del PP “ningún gasto electoral” relacionado con Orange Market. Por otro lado, su compañera ha subrayado la vinculación de Orange Market con las empresas de la red corrupta cuya sede estaban en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y ha afirmado que como estas últimas tenían que recibir su “beneficio” existía una “sobrefacturación”.

En la sesión de este miércoles también ha comparecido en calidad de perito otra funcionaria de la Agencia Tributaria, que ha enfatizado a preguntas del juez que el verdadero objetivo del entramado societario de Correa era la “ocultación” de fondos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.