Foto: Reuters

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha asegurado este sábado que un centro de investigación científica y varias bases militares en Damasco han sido atacadas por las fuerzas de seguridad de Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Como resultado de la ofensiva, anunciada este sábado por el presidente estadounidense, Donald Trump, la cuarta división de las fuerzas de élite del Ejército Sirio y Guardia Republicana han sido golpeadas por los misiles norteamericanos.

De acuerdo con el Observatorio, el Gobierno sirio había evacuado a principios de semana todas sus bases y aeropuertos militares a los que se han dirigido los ataques, ya que se esperaban una posible ofensiva.

De acuerdo con la agencia estatal SANA, la defensa siria ha interceptado las fuerzas de Defensa Aérea del Ejército de Bashar Al Assad, ha abatido hasta 13 misiles en el área de Kiswah, al sur de Damasco. “Los sistemas antimisiles de Siria han repelido los ataques de EEUU, Francia y Reino Unido”, dice el comunicado citado por la agencia estatal.

Los medios estatales sirios también han considerado el ataque aéreo como una violación de la ley internacional y han afirmado que tenía como objetivo depósitos de armas del Ejército en la zona de Homs. “La agresión tripartita es una violación flagrante del derecho internacional”, ha aseverado.

Varios testigos citados por Reuters, aseguran que en Damasco se han podido escuchar hasta seis explosiones durante la madrugada del sábado, con varias columnas de humo ascendiendo por el cielo de la capital siria. Un segundo testigo ha señalado que el distrito Barzarh de Damasco ha sido atacado por la ofensiva. En Barzah se encuentra localizado un importante centro de investigación científica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.