FOTO: EP

El Gobierno ha emitido un comunicado en el que asegura que la acción llevada a cabo por Estados Unidos, Francia y Reino Unido en Siria es “una respuesta legítima y proporcionada”, que “debe enmarcarse en la utilización de armas químicas por el régimen sirio contra la población civil”.

“Un ataque con armas químicas es un crimen contra la Humanidad”, recoge el comunicado. El Gobierno sostiene que los responsables de este ataque químico y de otros previos “deben ser sometidos a la justicia” y lamenta “la paralización” del Consejo de Seguridad en esta cuestión.

Según el Ejecutivo español, es preferible “siempre” la acción internacional concertada a las acciones unilaterales, pero apunta a que cuando estas suceden deben ser “proporcionadas”. “Como ha sido el caso en esta ocasión”, añade.

El Gobierno insta a quienes apoyan el “régimen sirio” a ejercer “toda la presión necesaria” para evitar ataques sobre la población civil y tacha de inaceptables y de “gravedad extrema” las “continuas violaciones del alto el fuego” en este país.

UN PROCESO DE TRANSICIÓN

Por ello, asegura que solo un proceso político de transición encabezado por Naciones Unidas, como se ha recogido en las resoluciones del Consejo de Seguridad, puede traer “la paz definitiva” a Siria.

“España apoya completamente ese proceso como única forma de acabar con imágenes como la que hemos visto estos días de niños muriendo entre sufrimientos atroces. Nada justifica algo así”, concluye el comunicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.