Foto: Reuters

El Ministerio del Interior alemán ha confirmado a la agencia DPA que al menos tres personas han muerto arrolladas este sábado en el casco antiguo de la ciudad alemana de Münster por una furgoneta cuyo conductor se ha quitado posteriormente la vida.

El Ministerio no ha dado por el momento cifras de heridos. Los medios alemanes, citando fuentes policiales y de bomberos, estiman que unas 30 personas podrían haber resultado afectadas por el atropello, entre ellas seis que se encontrarían en estado crítico.

Bomberos, las ambulancias y Policía se encuentran ahora mismo en el centro de la ciudad evaluando la situación. La Policía local ha pedido evitar la zona.

Según la Policía, el responsable del atropello empleó una furgoneta para arrollar a los transeúntes y comensales en las inmediaciones del restaurante Kiepenkerl, un lugar popular entre los locales y turistas en el centro del casco antiguo de la ciudad de 310.000 habitantes en el estado de Renania del Norte-Westfalia.

Se daba la circunstancia de que en la ciudad estaba prevista una manifestación de protesta a favor de la población kurda, lo que motivó que buena parte del despliegue dedicado a observar a los manifestantes se personara rápidamente en el lugar del suceso.

ESTOCOLMO, AÑO UNO

Este incidente ha ocurrido un año después del ataque de un camión en Estocolmo que mató a cinco personas, y evoca los recuerdos del atentado ocurrido en diciembre de 2016 en Berlín, en el que 12 personas perdieron la vida, arrolladas por un camión.

Las reacciones de condolencias ya han comenzado en el Gobierno alemán. “Estoy conmocionado por las noticias de Muenster”, ha lamentado Andrea Nahles, líder parlamentaria del Partido Socialdemócrata, socio menor de la coalición gobernante de la canciller Angela Merkel.

“Mis pensamientos están con las víctimas y sus familiares”, ha agregado. “Espero que nuestras autoridades puedan aclarar rápidamente los antecedentes de este incidente y desear a las fuerzas locales mucha fuerza para su trabajo”.

“Noticias horribles desde Münster”, ha lamentado por su parte la portavoz del Gobierno alemán Ulrike Demmer en Twitter, mientras que la ministra de Justicia, Katarina Barley, ha agradecido su labor a los servicios de emergencia y ha pedido hacer todo lo posible para descubrir qué fue lo que condujo al incidente.

Münster es una de las ciudades universitarias más importantes de Alemania, con más de 50,000 estudiantes, y cuenta con un pintoresco centro de la ciudad con numerosos bares, restaurantes e instituciones culturales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.