Foto: Reuters

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha declarado este sábado que si se logran confirmar las informaciones publicadas acerca de la posibilidad de que se haya producido un ataque químico en la localidad siria de Duma, lo ocurrido requerirá respuesta internacional de inmediato.

“Estas informaciones, si se confirman, son horribles y demandan una respuesta inmediata por parte de la comunidad internacional”, ha asegurado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Haciendo referencia a anteriores ataques químicos por parte de las fuerzas del presidente sirio, Bashar Al Assad, Nauert ha asegurado que el Gobierno sirio, que cuenta con el apoyo de Rusia, deben asumir responsabilidades, al tiempo que ha asegurado que “se deben prevenir cualquier tipo de nuevos ataques” por parte de las potencias aliadas.

Rusia, con su apoyo al régimen “tiene tanta responsabilidad por estos ataques como el Ejército sirio”, ha dicho Nauert. “La historia del régimen con su uso de armas químicas contra su propio pueblo no tiene discusión alguna”, ha añadido. “Es Rusia la que últimamente tiene la responsabilidad de atacar brutalmente a miles de sirios con las armas químicas”, ha concluido.

El grupo insurgente sirio Yaish al Islam ha denunciado este sábado un bombardeo de las fuerzas gubernamentales con barriles explosivos con productos químicos sobre la localidad de Duma que habría herido a más de 500 civiles, mientras que la organización humanitaria de los Cascos Blancos ha asegurado que al menos 70 personas han fallecido en el ataque.

“El régimen del (presidente sirio, Bashar) Al Assad y sus aliados siguen con sus crímenes”, ha denunciado un portavoz del grupo, Hamza Birqdar, en declaraciones a Al Hadath TV.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado de once casos de ahogamiento en la ciudad, cinco de ellos en menores de edad, tras ataques de la aviación siria, pero no ha dado más datos sobre el elemento químico utilizado. El Observatorio es una organización con sede en Londres, pero con una red de informadores en territorio sirio.

En respuesta, los medios estatales han negado ningún tipo de ataque químico. “Los terroristas de Yaish al Islam están en una fase de hundimiento y sus panfletos inventan ataques químicos para intentar sin ningún éxito obstruir los avances del Ejército Árabe Sirio”, según la agencia de noticias oficial, SANA.

Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos, ha asegurado que está monitorizando la situación en la región “muy de cerca” y que en el caso de que se haya producido un ataque químico, Rusia debería ser culpada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.