La portavoz del grupo municipal popular, Margalida Durán, ha asegurado, en relación a las afirmaciones del alcalde, Antoni Noguera, sobre los valores republicanos para la ciudad de Palma, que “los valores de Palma son y deben ser los de la Constitución, no los de la República” y ha señalado que “el alcalde puede ser republicano, federalista o centralista, pero la ciudad es de todos y no solo del 13% de los votantes de MÉS”.

En rueda de prensa, ha señalado que “Noguera quiere una ciudad republicana” y desde el PP “una ciudad más limpia, acogedora, con una movilidad más fluida y con un modelo de futuro y no revanchas del pasado”.

“No hay ningún debate en la calle sobre cambiar el nombre de las Avenidas, o sobre los valores de la ciudad, son polémicas artificiales creadas por un gobierno sin proyecto y sin futuro que necesita distraer la atención de su nula capacidad de gestión”, ha aseverado.

MODIFICACIÓN DE LAS ZONAS DE ESCOLARIZACIÓN

Por otro lado, Durán ha denunciado “la modificación de las zonas de escolarización en Palma,” que ha pasado de las tres zonas existentes hasta el año 2015 a las ocho que han sido aprobadas este año lo que, según ha censurado, “atenta contra la libertad de elección de los padres”.

En este sentido, Durán ha explicado que con este cambio realizado por la Conselleria de Educación, “los padres se encontrarán con un grave problema cuando vayan a escolarizar a sus hijos para el año que viene”.

Durán ha criticado que ni el Ayuntamiento de Palma ni la Conselleria hayan dicho nada al respecto, por el contrario “parecen estar interesados en que no se proporcione información para evitar las quejas”.

Por esto, la edil le ha exigido a Noguera, que se pronuncie sobre “una imposición que condicionará la vida escolar de los niños de la ciudad”.

La portavoz ha explicado que a partir de ahora, por ejemplo, “una familia que viva en Can Pastilla no podrá llevar a su hijo a un colegio del Coll d’en Rabassa, o una familia de Son Ferriol únicamente podrá escolarizar a su hijo en esa barriada, ya que ha pasado a ser zona única”.

Además, la portavoz ha explicado que la antigua zona ‘A’, ahora se ha dividido en tres, lo que hará que, por ejemplo, “familias de las zonas de Son Dameto, Es Fortí o Policlínica no pueden llevar a sus hijos a colegios de la zona de Son Rapinya”.

Por su parte, la regidora Antònia Roca, ha anunciado que el grupo Popular presentará una propuesta en el pleno en la que pedirá que el Ayuntamiento inste a la Conselleria de Educación a que se reinstauren las tres zonas de escolarización que había en 2015.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.