Centenares de vecinos han acudido este sábado a la Plaza de La Torre de Balerma, población perteneciente al término municipal de El Ejido (Almería), en la que se han guardado cinco minutos de silencio en señal de duelo por el menor de nueve años asesinado por su padre este pasado viernes.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha acudido al acto junto a miembros de la Corporación, las parlamentarias andaluzas Carmen Crespo y Rosalía Espinosa, la diputada provincial Carmen Belén López, y cientos de vecinos, que se han sumado al dolor de los familiares, amigos, profesores y compañeros de clase de la víctima, según informa el Ayuntamiento en un comunicado.

El alcalde ha querido lamentar “este trágico y terrible hecho que ha dejado consternado al núcleo de Balerma, y sumido a los vecinos en un profundo dolor ante el cruel parricidio de este menor”, y ha asegurado que esta familia de origen rumano “estaba asentada en el municipio, ya que llevaba muchos años residiendo y conviviendo en esta localidad”.

Igualmente, Góngora ha señalado que “es difícil concebir o llegar a entender cómo un padre puede arrebatar de forma tan cruel la vida a un niño indefenso y pequeño”, aunque ha indicado que ello “no nos debe impedir que sigamos adelante confiando, y esperar que todo el peso de la ley caiga sobre el responsable”.

El regidor ha querido, una vez más, trasladar en nombre de todos los ejidenses “las condolencias a la familia, especialmente a la madre y el hermano, allegados y compañeros de la víctima, en estos momentos tan duros y trágicos para ellos”.

EL PADRE, PENDIENTE DE PASAR A DISPOSICIÓN JUDICIAL

Cabe recordar que el padre del menor se entregó este pasado viernes a la Guardia Civil tras haber llamado a los servicios de emergencias para informar de que había acabado con la vida del niño nueve años. Fuentes del Instituto Armado han informado a Europa Press este sábado de que el detenido previsiblemente no pasará a disposición judicial hasta el próximo lunes.

Igualmente, fuentes de la investigación y del 061 indicaron a Europa Press que los hechos tuvieron lugar antes de las 16,15 horas del viernes en el número 61 de la calle del Mar, cerca del paseo marítimo de la localidad costera, si bien el cuerpo sin vida del menor fue levantado poco antes de las 20,00 horas con la llegada de la comitiva judicial.

Los primeros datos del siniestro apuntan que el crimen estaría enmarcado en un presunto parricidio y no en un caso de violencia de género, según las averiguaciones de la Guardia Civil. El detenido fue conducido hasta el cuartel de la Guardia Civil de Santo Domingo en El Ejido.

Hasta el lugar se desplazó un equipo de emergencias sanitario que no pudo hacer nada para salvar la vida del menor y que tuvo que trasladar hasta el Hospital de Poniente de El Ejido a la madre del fallecido y a su hermano, otro menor de doce años, porque ambos sufrían una severa crisis de ansiedad.

El detenido, de nacionalidad rumana al igual que su esposa, se encontraba en el interior de la vivienda donde se encontró el cuerpo del menor, quien al igual que su hermano, había nacido en el país. Según los primeros indicios, ni la madre ni el hermano estaban presentes en la casa en el momento de los hechos.

A la espera de esclarecer los hechos y de tomar declaración al presunto autor del crimen, los agentes de Policía Judicial inspeccionaron la vivienda en la que tuvieron lugar los hechos para recabar pruebas. Por su parte, el titular de Primera Instancia e Instrucción número 4 de El Ejido ha decretado el secreto sobre las actuaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.