Centenares de agentes interinos de la Policía Local de Baleares se han manifestado esta tarde en Palma y han proferido gritos pidiendo la dimisión del director general de emergencias de Baleares, Pere Perelló.

La manifestación ha sido organizada por la Asociación de Policías Interinos de las Islas Baleares (ASPIB), cuyo portavoz, Bernat Pons, ha asegurado que lo que está ocurriendo con la plantilla de interinos “es una barbaridad, se está jugando con la seguridad de los ciudadanos”.

La protesta ha partido de la Avenida Antonio Maura para dirigirse hasta el Palau Reial, donde está previsto la lectura de un manifiesto. Los agentes, según su portavoz, se han visto arropados por diversos colectivos como PIMECO, 061, taxistas y hoteleros.

Los Policías Locales podrían perder su condición de agente de la autoridad, lo que supondría que deberían de abandonar las calles unos seiscientos agentes. De hecho, se está “esperando a que el Tribunal Supremo dicte una sentencia en la que falle en ese sentido, es decir, que un interino no puede hacer funciones de agente de la autoridad”.

Según el portavoz de la asociación, la única alternativa que se ha puesto sobre la mesa “es sacar 160 plazas a las que puede presentarse cualquiera” y añade: “Esperamos que esta manifestación, después de todas las explicaciones que hemos dado y el ruido que hemos hecho, sea la última y se nos proponga una solución viable ya que de lo contrario nos veremos obligados a acudir a los juzgados y presentar una demanda contra los responsables por posible prevaricación administrativa. En todo caso, solicitamos la dimensión inmediata del director general de emergencias, el señor Perelló”.

Finalmente, Pons ha querido subrayar que desde el Gobierno Central “ya se ha dado un toque de atención y han avisado de que los decretos que se están aprobando desde la administración Balear no están sujetos a derecho”.

La ASPIB presentó un plan de consolidación al que nadie ha respondido

La ASPIB presentó hace unos meses un plan de consolidación a los grandes Ayuntamientos (como Palma o Calvià) así como al Consell “pero no hemos recibido respuesta”, asegura Pons, sin que pueda entender lo que sucede: “No podría decir a que se debe el silencio de la Administración pero supongo que están esperando a que el Tribunal Supremo se pronuncie al respecto en una próxima sentencia que debe fallarse” (y que reconocería la imposibilidad de que un agente de autoridad esté contratado interinamente).

El plan de consolidación presentado permitiría, vía el articulado del Estatuto Básico del Empleado Público y de la Constitución e incluyendo varias sentencias del Supremo y de diversos Juzgados y Tribunales de toda España, la forma en que las administraciones públicas podrían realizar dicho acto, con carácter de urgencia y de forma única, y solventar así la problemática de que este verano en Baleares haya un gran déficit de efectivos de Policía Local.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.