Foto: Reuters

La española Carolina Marín será la gran rival a batir en los Campeonatos de Europa de Badminton, que tendrán un significado especial para la actual campeona por disputarse en su natal Huelva y en el recinto que lleva su nombre.

Campeona continental en 2014, 2016 y 2017, la onubense se presentará en el Palacio de los Deportes Carolina Marín en busca de lograr el poker de títulos y volver a la senda de los grandes triunfos tras coronarse campeona olímpica en 2016 y un 2017 donde no pudo defender su hegemonía mundial al caer en cuartos.

“Hay muchas expectativas sobre mí, cómo no voy a ganar estando en el Palacio de Deportes que tiene mi nombre. Lo más importante para mí del 24 al 29 de abril será disfrutar de cada minuto en casa y con mi gente, y que España pueda ver bádminton en directo por primera vez. El objetivo de la medalla de oro llegará ese domingo”, aseguró la andaluza, de 24 años y dispuesta a no fallar ante su afición.

Marín, actual número siete del mundo, llega a Huelva tras una temporada sin ser la gran dominadora de antaño, pero como la mejor europea del ranking mundial, lo que aumenta un favoritismo que deberá usar como arma ante sus rivales.

“El objetivo de Carolina en el campeonato está en conseguir el oro en su casa. La presión por la propia auto exigencia de la jugadora se va a convertir en motivación. Tenemos al público de nuestro lado”, advirtió su técnico, Fernando Rivas.

La jugadora onubense, exenta de la primera ronda, debutará este miércoles ante la francesa Marie Batomene, y en cuartos podría cruzarse con la danesa Natalia Koch Rohde, séptima favorita, mientras que en semifinales sería otra danesa, Mia Blichfeldt, tercera.

La segunda favorita en Huelva, la escocesa Kirsty Gilmour, a la que la española ha ganado en las dos últimas ediciones el oro, va por el otro lado del cuadro, por el que también intentará brillar Beatriz Corrales, quinta cabeza de serie y que espera superar la barrera de los cuartos de final, que fue su mejor resultado en 2016.

“Apostamos por subir al podio y el objetivo se puede cumplir si Beatriz juega al nivel que sabemos que puede llegar. Se plantea cada partido desde la humildad y disciplina”, admitió Arturo Ruiz, técnico responsable de la madrileña.

Con la baja de Clara Azurmendi al no haberse podido recuperar de la lesión en la rodilla, Sara Peñalver completa, gracias a una invitación, la nómina nacional en el cuadro individual femenino, mientras que en el masculino la gran baza será Pablo Abián.

El veterano jugador aragonés parte como séptimo cabeza de serie y debutará ante el irlandés Nhat Nguyen, que le ganó en su último duelo. Abián también intentará meterse en los cuartos de final como hiciese en 2016 cuando estuvo a punto de tumbar al danés Viktor Axelxen, posterior campeón y primer favorito en Huelva para recuperar el trono perdido el año pasado ante el británico Rajiv Ouseph, primer rival del otro español en el Europeo, Luis Enrique Peñalver.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.