Las precipitaciones, las nevadas, el viento, los fenómenos costeros o los aludes tendrán este jueves con aviso de riesgo (amarillo) o de riesgo importante (naranja) a un total de 22 provincias, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera riesgo por viento en Baleares.

Así, el riesgo por precipitaciones será importante en Guipúzcoa, donde se podrán acumular hasta 80 litros por metro cuadrado en 12 horas, mientras que el aviso será amarillo, porque se prevé menos cantidad de lluvia, en Álava, Vizcaya y Navarra.

Además, las nevadas han motivado el aviso amarillo en Zaragoza, Teruel, Cáceres, Ávila y Salamanca.

Por su parte, el viento soplará fuerte y mantendrá en riesgo a Cádiz, Málaga, Ceuta, Valencia, Ibiza y Formentera, mientras que los fenómenos costeros afectarán, también con aviso amarillo, a Huelva, Cádiz, Almería, Granada, Melilla, Ibiza, Formentera, Mallorca y Menorca.

En cuanto a los aludes, tendrán con aviso amarillo a las provincias de Navarra, Huesca, Barcelona, Gerona y Lérida.

Este jueves se espera una jornada de cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones al principio del día en Cantábrico oriental, alto Ebro, Navarra, Aragón, norte de Cataluña al principio del día y serán localmente persistentes en el País Vasco y norte de Navarra, aunque no se descartan en otros puntos de la mitad este y de Baleares. A lo largo del día tenderán a remitir y se irán abriendo claros.

En el resto de la Península se espera un jueves nuboso o cubierto con precipitaciones al principio en el extremo oeste peninsular que se irán extendiendo hacia el este a lo largo del día a toda la vertiente atlántica y Andalucía mediterránea. Podrán ser localmente fuertes y/o persisentes y con tormentas en el sur de Andalucía, en los montes de Toledo y en el oeste del Sistema Central.

En Canarias el día estará nuboso y lloverá en el norte de las islas, especialmente las de mayor relieve y estará poco nuboso en el sur.

En cuanto a la cota de nieve, la AEMET señala que se situará en torno a 900 a 1.200 metros en Pirineos, en la Cantábrica en 1.000 a 1.400 metros; en el sistema Central y en la Ibérica, en 1.200 a 1.600 metros aunque subirá en todas las zonas a 1.400 a 1.800 metros. En el resto de la Península se espera una cota inicia de 1.200 a 1.600 metros que subirá hasta 1.600 a 2.000 metros.

Respecto a las temperaturas, se prevé un aumento en el extremo norte y tercio este peninsular y descenderán en el suroeste. Las nocturnas aumentarán en buena parte de la Península.

Finalmente, el viento del norte soplará en Canarias y predominarán las componentes sur y oeste en el resto, con intervalos de fuerte en Baleares, litoral andaluz y otros puntos del litoral mediterráneo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.