La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha criticado que la delegada del Gobierno en Baleares, Maria Salom, “no hace su trabajo” en relación a la venta ambulante ilegal en Baleares y ha asegurado que la delegada sólo asistió a la comisión convocada entre las distintas instituciones para “hacerse una foto”.

En este sentido, la presidenta ha asegurado durante el pleno de este martes que el Govern “no tiene competencias” en materia de seguridad y regulación de la venta ilegal, sino que es competencia “del Gobierno central, a través de la Delegación del Gobierno en Baleares”.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario de El PI, Jaume Font, ha destacado que los pequeños y medianos comercios de Mallorca “saldrán a la calle este mes” y que han mostrado su “enfado” ante la situación de la venta ilegal en las Islas. “Este asunto hace mucho daño a los comerciantes y los negocios sufren una posición desfavorable”, ha añadido.

Además, ha rechazado que desde el Ayuntamiento de Palma “se ha cambiado la ordenanza” y ha criticado que se quiera hacer “una zona específica para que los ilegales puedan vender y que desde Podemos quieran que se despenalice” esta actividad.

Por su parte, Armengol ha defendido la posición “clara” del Govern y ha afirmado que “se ha hecho lo posible y lo imposible”. Así, ha reiterado que “es competencia del Gobierno de España, que no ha hecho lo que tocaba”.

De este modo, se ha mostrado “respetuosa con las competencias de cada uno” y ha defendido que la “ley de comercio es muy clara” en esta materia.

Por último, Armengol ha expresado que desde el Ejecutivo balear continuarán trabajando “codo con codo” a favor del pequeño y mediano comercio de Baleares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.