Una perra fue hallada este pasado viernes por la noche herida en el interior de un contenedor de la calle Son Gallard, en Son Ferriol.
El animal, que no debía tener más de dos o tres meses, estaba en el interior de una bolsa y presentaba una hemorragia nasal y diversas heridas que parecían indicar que recibió una fuerte paliza antes de ser abandonada.
La joven que la halló avisó a los voluntarios de Son Reus quienes acudieron poco después para hacerse cargo del animal y lo trasladaron hasta un centro veterinario.
Una vez en el mismo, el animal fue reconocido por un especialista que descubrió una grave contusión craneoencefálica así como una costilla rota, por lo que quedó internada y lucha ahora por salvar su vida.
El Código penal castiga con penas de 6-18 meses la muerte de un animal 
El delito contra el maltrato animal (siempre referido a animales domésticos) está recogido en el actual Código Penal español y está señalado para aquellas conductas que produzcan lesiones que dañen gravemente la salud del animal -como es el caso, aunque también que le generen sufrimiento o estrés-.
Para ser responsable de este delito no hace falta ser el dueño del animal y puede cometerse el delito tanto por hacer una acción que le dañe como por no evitarlo (acción por omisión).
Se da la circunstancia de que si el daño se causa mediante un arma u otros instrumentos el autor habría realizado el delito con agravantes, lo que implicaría un incremento de la pena (de hecho, si el maltrato acaba con la muerte del animal, la pena podría estar entre los 6 y 18 meses de prisión, además de inhabilitación especial y la condena al pago de una cantidad económica).
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.